Ese noble gesto de Miguel Grau Seminario, el ‘Caballero de Los Mares’

Hace 143 años en el Combate de Iquique rescata a tripulación de nave chilena.
21 Mayo, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/05/Miguel-Grau-Seminario-Caballero-de-los-Mares-gesto-Exitosa.jpg

Durante la guerra del Pacífico que enfrentó a Perú, Chile y Bolivia, las primeras escaramuzas se dieron en el mar. Era 1879 y buques chilenos bloquearon el paso del comercio peruano en el entonces puerto de Iquique. Ante ello, se encomendó al monitor Huáscar, al mando del comandante Miguel Grau Seminario a liberar el mar.

También te puede interesar: La valiente resistencia del Morro Solar de Chorrillos ante invasión chilena

Era un miércoles 21 de mayo de 1879 cuando el Huáscar, al mando del entonces capitán de navío Miguel Grau, iniciaron combate contra la corbeta chilena Esmeralda, al mando del capitán de fragata Arturo Prat Chacón. El resultado de esta acción fue el hundimiento de la corbeta chilena.

Pese a que los chilenos veían hundirse su embarcación y ante el llamado de Grau para que se rindieran, no lo hicieron. Es entonces que Grau decidió espolonear nuevamente a la Esmeralda, lanzándose a toda velocidad sobre ella. Un tercer espolonazo decidió el destino final del Esmeralda.

Antes de avanzar para reunirse con la Independencia, Grau dispuso el salvataje de los 57 náufragos de la Esmeralda. Los sobrevivientes de la Esmeralda fueron entregados a las autoridades militares del puerto de Iquique.

Luego del combate, el almirante Grau ordenó que los objetos personales de Prat —su diario personal, su uniforme y su espada, entre otros— fueran devueltos a su viuda. Junto con ellos, Carmela Carvajal recibió una carta del almirante peruano. En esta carta, Grau recalca la calidad personal y la hidalguía de su rival.

En respuesta, Carmela Carvajal le escribió una carta agradeciendo este gesto. Este hecho sumado al rescate de los sobrevivientes de la Esmeralda hicieron ganar a Grau el apodo de «El Caballero de los Mares».

El combate de Iquique fue una victoria peruana porque culminó temporalmente con el bloqueo del puerto, un barco chileno hundido y otro puesto en fuga. Ante este gesto, el almirante Miguel Grau Seminario es recordado tanto en Perú como en Chile por su hidalguía y caballerosidad en combate.

Lo más visto en Exitosa