Enfrentamientos persisten en Islay en contra de Tía María

Secretario de la FDTA dijo estar en contra del reinicio de las clases escolares y advirtió que continuarán las protestas en el Valle de Tambo.
7 Septiembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/09/protesta-1.jpg

Las manifestaciones en el Va­lle de Tambo continúan con permanentes enfrentamien­tos entre la Policía Nacional y los protestantes, con bom­bas lacrimógenas y piedras. Estas son las condiciones du­rante distintas horas del día.

Esta medida de lucha que acatan los pobladores del Va­lle de Tambo que se oponen al proyecto minero Tía María, llevó a que las clases escola­res estén suspendidas des el 15 de julio; sin embargo, estas reiniciaron, según informó la Unidad de Gestión Educa­tiva Local de Islay.

Al respecto, el secretario general de la Federación De­partamental de Trabajadores de Arequipa (FDTA), José Luis Chapa, no respaldó el retor­no a clases de los estudiantes de la provincia de Islay.

“Nosotros le pedimos al gerente de Educación que se preocupe en retirar a los funcionarios corruptos de su gerencia en vez de ver el retorno a clases de los es­tudiantes, se está haciendo una lucha justa por los po­bladores de Valle de Tam­bo”, indicó el dirigente.

La suspensión de clases se aplicó en 75 colegios de los distritos de Cocacha­cra, Deán Valdivia, Punta de Bombón y Mejía a fin de pre­servar la integridad de los es­tudiantes y profesores.

En toda la provincia de Islay los centros educativos cuen­tan con 12,500 estudiantes en los niveles de inicial, pri­maria y secundaria. Con la suspensión de clases, 5,100 alumnos han sido afectados.

Bloqueos

Por otro lado, el dirigente pidió a los pobladores de Islay seguir apoyando los bloqueos y marchas, con la finalidad de que la paraliza­ción siga manteniendo con­tundencia.

“Por ahora tenemos con­firmada la participación de otras regiones para apo­yar el paro macrorregional para el 16 de este mes. No hay treguas”, finalizó.

Los dirigentes de la zona señalaron que las me­didas de lucha seguirán hasta no haya una solu­ción a sus reclamos.