En Familia | Todo sobre la ‘gota’, un mal que afecta a las articulaciones

La gota provoca hinchazón y dolor que puede durar varios días. Este mal no tiene cura, pero el tratamiento ayuda a controlar las crisis.
26 Julio, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/07/gota-Exitosa.jpg

La gota es una enfermedad crónica producida por el exceso de ácido úrico en sangre, el cual se cristaliza y provoca inflamación en las articulaciones. Esta forma de artritis generalmente afecta los pies, tobillos, rodillas, muñecas y codos; siendo cuatro veces más frecuente en hombres que en mujeres.


Óscar Chigne, reumatólogo de la Clínica Ricardo Palma, explicó que este mal es más frecuente antes de los 30 años y aumenta su incidencia en edades mayores. Se caracteriza por episodios recurrentes de inflamación aguda –por lo general en la noche–, hinchazón, sensibilidad y enrojecimiento en la zona afectada.

También puedes leer: Sigue estos consejos para viajar con total seguridad


  Cuidado con las crisis

Las crisis pueden ocasionar fiebre y duran como máximo una semana, sin que presente síntomas hasta la siguiente recaída que puede ocurrir en 6 o 12 meses. Si la enfermedad progresa, la gota se convierte en severa con dolor crónico y aparición de tofos (nódulos duros), generando deformación articular y restricción funcional.

  Grupos de riesgo

Existen diversos factores que pueden causar esta patología. Por ejemplo, procesos como hipertensión, diabetes, hipotiroidismo, sobrepeso, deshidratación e insuficiencia renal crónica. Otros detonantes están vinculados a la dieta hiperproteica, el consumo excesivo de alcohol y el uso de fármacos que alteran los niveles de ácido úrico.

También puedes leer: Te enseñamos la receta del pollo a la brasa para que sorprendas a tu familia

  No tiene cura

Esta enfermedad no tiene cura, pero el tratamiento ayuda a aliviar los episodios mediante uso de antiinflamatorios, analgésicos y medidas como reposo y compresas frías en la articulación comprometida. Es fundamental que el paciente siga un régimen nutricional balanceado, mantenga un peso adecuado y controle sus patologías de fondo.