En Familia | Te enseñamos estas formas de saludar sin contacto

Tras la recomendación de la OMS de evitar saludar con el codo, te mostramos algunas formas de interacción sin contacto.
16 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/Te-enseñamos-estas-formas-de-saludar-sin-contacto.jpg

El Covid-19 ha cambiado muchas cosas en el mundo, entre ellas la manera de saludar. Nada de besos, abrazos ni apretones de manos, y ahora tampoco chocar los codos. El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, advirtió que esta forma de interacción evita cumplir el debido distanciamiento.

“A mí me gusta poner la mano en el corazón”, recomendó a través de sus redes sociales el funcionario del máximo ente sanitario. Según National Geographic, en algunos países ya existen saludos sin contacto, que no son el resultado de la pandemia, sino de tradiciones y costumbres muy arraigadas. A continuación, te mostramos algunos.

1.-Namasté de la India. Es una palabra sánscrita que significa “te reverencio”, considerada una señal del respeto y gratitud. Consiste en poner las palmas unidas apuntando hacia arriba e inclinar ligeramente la cabeza.

2.- El wai de Tailandia. Si bien la posición es igual al namasté, la altura de las manos varia dependiendo de a quién se saluda: a nivel del pecho para un saludo entre pares, en el rostro con un superior o un anciano y en la frente para una autoridad.

3.- Reverencia de Japón. El nivel al que bajas la cabeza expresa un determinado mensaje. Por ejemplo, un saludo normal se realiza inclinando el torso 15°, con un cliente o superior 30° y para mostrar tu dolor, respeto o disculpas más profundas 45°.

4.- Aplausos en Zambia. Consiste en aplaudir al mismo tiempo que dices “mulibwanji” (significa hola). Si te diriges a los suegros, debes ponerte de cuclillas y aplaudir; y con los ancianos, dar una reverencia con una mano en el pecho y la otra en el estómago.

5.- Mano en el corazón en Jordania. Tiene su origen en el islam y se basa en poner la mano derecha en el pecho, donde está el corazón, mientras dice “as-salamu alaikum” (que la paz esté contigo).