En Familia | Recomendaciones para afrontar el diagnóstico de cáncer por segunda vez

Recibir un segundo diagnóstico de cáncer puede ser devastador. Por ello, es importante expresar tus emociones y pedir ayuda a tus seres queridos.
23 Octubre, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/10/diagnostico-cancer-Exitosa.jpg

Recibir un diagnóstico de cáncer de por sí genera un gran impacto y puede afectar la salud emocional de los pacientes, las familias y los cuidadores. Pero saber que el cáncer ha regresado, luego de un proceso complicado y duro para superarlo, resulta una noticia devastadora.


“Puede paralizar al paciente a nivel emocional y hacerle sentir un cúmulo de emociones como culpa, tristeza, desesperanza, irritabilidad y, en casos extremos, pensar en hacerse daño o quitarse la vida”, explicó Marilyn Toledo, psicooncóloga de posgrado de la Universidad Norbert Wiener.

También puedes leer: La ‘Casa Magia’, un albergue de niños que necesita ayuda


En el marco de la Semana Nacional de Lucha contra el Cáncer, la especialista brindó algunas pautas y recomendaciones para afrontar este diagnóstico por segunda vez:

  1. Seamos sinceros y tomémonos nuestro tiempo. No es fácil, pero al ser honestos con nosotros mismos, con nuestra familia y amigos, podremos tomar con calma la noticia del diagnóstico y comunicarla cuando estemos preparados.
  2. Pide ayuda. Todos hemos ayudado alguna vez y en este momento es tiempo de recibir. Es importante comunicar nuestras necesidades emocionales, porque nadie sabe cómo te sientes realmente si no lo conversas.
  3. Expresa tus emociones con libertad y sin presiones. Podemos ser fuertes incluso cuando nos sentimos vulnerables, así que, si tienes ganas de llorar, hazlo, habla de tus miedos, de tus temores o preocupaciones.
  4. Organiza tu autocuidado y el acompañamiento. Coordina quién te acompañará a las consultas médicas para, por ejemplo, tomar las anotaciones, ayudarte con la medicación, entre otros cuidados y requerimientos.
  5. Mantengamos el optimismo. Apoyémonos en la esperanza realista, porque ya conocemos el diagnóstico y el tratamiento. Recordemos que, si lo hicimos una vez, seguro lo podemos volver a hacer.

También puedes leer: Todo lo que debes saber sobre el mal de Alzheimer