En Familia | ¿Qué hacer si los hijos ya no te respetan?

Uno de los errores más frecuentes de los padres es amenazar con sanciones y no cumplirlas.
21 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/Qué-hacer-los-hijos-ya-no-te-respetan.jpg

¿Tus hijos no te respetan? Este problema se repite en muchas familias y debe llamar la atención de los padres, sobre todo en una coyuntura donde el respeto a las normas es vital para prevenir contagios. El psicólogo José Oré, profesor de la faculta de Psicología de la Universidad San Martín de Porres, remarcó la importancia de poner límites.



Explicó que durante la formación de los menores es normal un tira y afloja con los padres. Después de todo, están en proceso de evolución y los progenitores tienen que adaptarse a esos cambios, sin llegar a extremos como el autoritarismo o ser muy permisivos con los menores. A continuación, compartimos algunos consejos.

1.- Prevención y promoción. Cuando hay una mala conducta, escuchar a los hijos, su discurso y solo después de hacerlo, analizar si puede existir un acuerdo que evite esa mala conducta a futuro. El diálogo es fundamental para prevenir incidentes.


2.- Sin afecto no hay efecto. La comunicación debe ser fortalecida con demostraciones de afecto, ya sea a través de abrazos o frases positivas (resaltar las cosas buenas que hacen en casa). Un simple “estoy orgulloso de ti” ayuda mucho.

3.- Construir un sistema de valores. Cada actividad o acción que realizan los padres sirve de ejemplo a los hijos para crear su propio sistema de valores, al que luego recurrirán cuando hagan frente a situaciones problemáticas o deban tomar decisiones.

4.- Sin sanciones, más problemas. Si con elevar la voz o mostrar un rostro adusto no funciona, los padres pueden optar por quitarle aquello que más les gusta. Nunca amenazar con una sanción y luego incumplirla, porque hace que pierdan autoridad.

5.- Autoridad sin miedo. La autoridad se diferencia del miedo porque en ella recae una situación de respeto, asociada a una buena convivencia familiar, donde todos cumplen normas y deberes. Nunca recurrir a un castigo físico.

También te puede interesar: En Familia | La soledad de los adultos mayores en confinamiento