En Familia | La importancia de cuidar la piel de su bebé en verano

La intensidad de los rayos del sol afectan a su criatura. Evite los problemas dermatológicos con estos consejos prácticos.
19 Diciembre, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/12/bebe-sol-piel-Exitosa.jpg

Con la llegada del verano, uno de los mayores cuidados que se debe tener es con la piel de los bebés que resulta muy delicada. Por ello, los padres deben tomar en cuenta las máximas precauciones para evitar problemas dermatológicos durante esta época de calor.

Ante ello, el doctor Yaril Moreyra, dermatólogo de la Clínica Ricardo Palma, que los niños menores de 6 meses no usen bloqueador solar, por lo tanto no deben exponerse a la luz del sol directamente. En bebés, a partir de los 6 meses, se aconseja únicamente utilizar protector con filtros físicos (óxido de zinc u dióxido de titanio).

También puedes leer: Sepa cómo hacer frente a la depresión en estas fiestas

Los menores de 5 años, recomiendan, aplicarse bloqueadores solares pediátricos, de preferencia, aquellos que contengan filtros físicos, ya que aquellos que tienen filtros químicos pueden causar reacciones alérgicas en la piel y se absorben a nivel sistémico. Los niños más grandes, indica, pueden ponerse protectores de adultos.

Después del primer año de vida los niños recién pueden ir a la playa o piscina, pero no por periodos prolongados y siempre empleando ropa de baño de cuerpo entero con protección ultravioleta, sombrero, lentes oscuros y bloqueador solar. Para prevenir erupciones en la piel por exceso de transpiración, se aconseja vestir al pequeño con ropa de algodón ligera, baños frecuentes y hacerlo tomar mucho líquido. Si presenta sarpullido, póngale compresas de agua fría en las zonas afectadas (agua de manzanilla o de llantén). Si la erupción no cede, acuda al dermatólogo para tratar la afección.

También puedes leer: Cursos de tecnología para este verano 2022

Para que el bloqueador solar con filtros físicos sea efectivo debe notarse (efecto mimo: cara blanca); de otro modo, su piel puede resultar afectada.