En Familia | Cuidado con ese dolor abdominal, podría ser algo serio

El dolor en el abdomen es un síntoma de la inflamación crónica en el intestino, enfermedad que se presenta silenciosamente.
16 Julio, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/07/dolor-abdominal.jpg

Si acaso tiene dolor abdominal, pérdida de peso, fiebre, diarrea y fatiga, mejor acuda a un médico porque puede padecer la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII). Este mal se puede presentar por más de un año antes de ser adecuadamente diagnosticado. Esta patología crónica engloba a la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Ambas afectan el tracto digestivo.


El Dr. Guillermo Otoya, presidente de la Sociedad de Gastroenterología de Perú, indica que la EII tiene gran impacto sobre la calidad de vida de los pacientes, tanto física como emocionalmente, por lo cual el diagnóstico temprano juega un rol fundamental en el control de la enfermedad.

También puedes leer: ¿Dolor al montar bicicleta? Siga estos consejos para evitar este problema


Si es detectada antes de los dos años, “el paciente tiene menos probabilidades de presentar complicaciones severas como estrechez del intestino, anemia crónica por sangrado en el tubo digestivo, lesiones en la piel y fístulas o conexiones anormales de órganos en el caso de enfermedad de Crohn”.

Refiere que los pacientes con EII son más propensos a desarrollar ansiedad, depresión y problemas de integración social, debido a las situaciones de incomodidad que pueden experimentar por la progresión y los síntomas propios de la enfermedad. Para llevar un control adecuado de esta enfermedad, el galeno recomienda estas cuatro actividades:

  1. Tener una nutrición saludable evitando alimentos procesados o envasados.
  2. Controlar el estrés y hacer ejercicio regularmente.
  3. No fumar.
  4. Acudir regularmente a un especialista y mantener su tratamiento.

El especialista menciona que la EII no tiene cura, pero que existen tratamientos que disminuyen los síntomas, la inflamación crónica y mejoran significativamente la calidad de vida, permitiendo que las personas se reincorporen a sus funciones laborales y a su vida familiar o social.

También puedes leer: La fractura de cadera: una lesión grave para adultos mayores