En Familia | ¡Cuidado con el exceso de sal en las comidas!

El consumo desmesurado de sodio puede repercutir en la aparición de enfermedades como hipertensión arterial y ciertos tipos de cáncer.
3 Febrero, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/02/exceso-de-sal-Exitosa.jpg

Múltiples estudios revelan la relación que existe entre el exceso de sal y la aparición de hipertensión arterial, mayor riesgo de accidentes cerebrovasculares e infartos al miocardio, desarrollo de ciertos tipos de cáncer, entre otros males. Por tal motivo, los médicos recomiendan reducir el consumo de este insumo.

Aunque parezca contradictorio, el ser humano necesita de sodio para regular muchas de sus funciones, como el óptimo funcionamiento de los músculos y los nervios, el volumen sanguíneo o la presión arterial. Sin embargo, cuando se ingiere sal en forma exagerada el organismo puede resultar seriamente afectado.

También puedes leer: Cinco juegos para pasar un buen momento con los seres queridos

  ¿Cuánto consumir?

La Organización Mundial de la Salud aconseja consumir como máximo 5 gramos de sal refinada al día, lo que equivale a 1 cucharadita. Si se trata de sal marina o gruesa, la medida es 3 gramos. No obstante, la mayoría de personas duplica esta cantidad, lo que las predispone a sufrir una serie de afecciones con el pasar del tiempo.

  Reduce el consumo

El doctor Víctor Geng, médico de la Clínica Ricardo Palma, explica que la mayoría de alimentos procesados contienen sal, por eso debemos tener cuidado al sazonar nuestras comidas para no extralimitarnos con las cantidades recomendadas. Incluso, refiere que muchos alimentos tienen sal de manera natural como la betarraga, el apio y la leche.

También puedes leer: Cinco claves para que tu cabello no se maltrate por el sol

“Lo ideal es evitar la ingesta de sal o limitarla al mínimo y acostumbrarse a usar especias y hierbas para darle un agradable sabor a las ensaladas, guisos y sopas”, explica tras sugerir comer de manera esporádica papas fritas, quesos, embutidos, sopas y cremas industriales, debido a que contienen demasiado sodio.