En Familia | Cuatro males oculares relacionados con el estrés

Las personas con este problema suelen parpadear menos, lo que produce mayor sequedad, ardor y enrojecimiento en los ojos.
1 Julio, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/07/estres-ocular.jpg

Según el Ministerio de Salud, el 52.2% de los limeños sufre estrés moderado a severo, causado principalmente por la COVID-19, problemas de salud, económicos o familiares que ha generado la pandemia. Ante este panorama, es fundamental prestar atención a los efectos que pueden ocasionar los cuadros de estrés.

También puedes leer: Consejos para poder superar situaciones difíciles

“El estrés o las situaciones donde hay mucha tensión pueden generar complicaciones en nuestra salud a nivel general; pero también podría afectar nuestros ojos, desarrollando diversas enfermedades que pueden comprometer la visión”, reveló Carlos Siverio, especialista de Oftálmica Clínica de la Visión.

  1. Agrava ojo seco: Una persona normalmente parpadea 15 veces por minuto, pero las que están frente a dispositivos parpadean unas 5 veces por minuto. Si a eso le sumas el estrés habrá menos parpadeo produciendo mayor sequedad, ardor y enrojecimiento en los ojos.
  2. Coriorretinopatía central serosa: Esta enfermedad se caracteriza por presentar un pequeño desprendimiento de retina. Los principales síntomas son manchas en el centro de la visión, figuras deformes, entre otros.
  3. Mioquimia: Esta condición se presenta con la aparición de temblores en el párpado de manera intermitente. Suele desaparecer cuando disminuye el estrés, sin ninguna consecuencia, por lo que no necesita tratamiento.
  4. Uveítis: El estrés puede producir que los pacientes con uveítis (inflamación dentro del ojo) tengan una recurrencia de la enfermedad. Se recomienda que esta patología ocular sea tratada de manera presencial.

Por otro lado, el estrés genera que bajen las defensas y eso puede ocasionar que se activen infecciones en los ojos como el herpes zóster. Asimismo, hay ciertas enfermedades como la hipertensión ocular o la diabetes, que pueden empeorar con el estrés.

También puedes leer: Todo lo que debe saber sobre la variante Delta