En Familia | Conoce cuatro datos que no sabías sobre el impacto de las bolsas de plástico en el planeta

CONCIENCIA AMBIENTAL. Según National Geographic, las bolsas de plástico se pueden encontrar en lo más profundo del océano y no desaparecen.
6 Julio, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/07/impacto-de-la-bolsa-de-plástico.jpg

La contaminación por plástico es problema global: está en los desiertos, profundidades marinas, cumbres montañosas e incluso en el ártico, afectando los ecosistemas. En el marco del Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico (3 de julio), National Geographic y Unplastify exhortó a la población a evitar el plástico de un solo uso.


También puedes leer: En Familia | Sepa cómo hacer que la menopausia sea más llevadera

“Es importante que reflexionemos sobre nuestra relación con el plástico y magnifiquemos la diferencia que podemos hacer disminuyendo nuestro consumo”, comentó Agustina Besada, exploradora de National Geographic y co-fundadora de Unplastify. Para ello, detalló cuatro cosas que debes saber sobre este insumo.


  1. Una bolsa en lo más profundo del océano. A casi 11,000 metros de profundidad en el océano Pacífico se encuentra la fosa de las Marianas, considerada el punto de mayor profundidad del mar. Un estudio reveló que una bolsa de plástico fue hallada en el lugar, siendo el residuo localizado a mayor profundidad.
  2. No desaparece. Las bolsas plásticas tardan entre 20 y 55 años, dependiendo de las condiciones ambientales, en degradarse en pedazos más pequeños, pero nunca desaparecen. El plástico se va acumulando aceleradamente con consecuencias devastadoras para el ambiente y las personas.
  3. Amenaza para los animales. Muchas especies ingieren plástico confundiéndolo con alimento, lo que puede costarles la vida. Y es habitual que los animales, como las focas y las tortugas, terminen atrapados por “redes fantasmas”.
  4. Se producen entre 4 y 5 billones de bolsas por año en el mundo. Esta cifra equivale a 10 millones de bolsas plásticas por minuto. Si las atamos todas juntas, podríamos dar la vuelta al mundo 7 veces por hora.

Más información: