En Familia | Cómo tratar la hernia discal

Por lo general, no es necesaria una cirugía para tratar los dolores por este mal. El reposo, algunos medicamentos y terapia física son parte de la solución.
25 Noviembre, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/11/hernia-discal-columna-vertebral-vertebras-exitosa.jpg

Para entender de qué se trata una hernia discal conviene explicar que la columna vertebral está formada por 26 huesos llamados vértebras que están amortiguados por discos blandos hechos de una sustancia gelatinosa. Cuando un disco entre dos vértebras comienza a deslizarse fuera de lugar, puede irritar los nervios circundantes y causar dolor extremo.

También te puede interesar: En Familia | Coma bien y combata el estrés

¿QUÉ LO CAUSA?

“El desgaste producido por el paso de los años o algunos trabajos en los que se levanten pesos de manera frecuente pueden provocar el deterioro o la degeneración de los discos invertebrales”, afirma el especialista en Medicina Farmacéutica, Eduardo González.

La incomodidad de una hernia discal empeora cuando se realiza algún tipo de actividad, y disminuyen cuando se descansa.

A QUIÉNES AFECTA

Los que tienen mayor riesgo son los hombres, también las personas de entre 30 y 50 años. Asimismo, aquellas que desempeñan trabajos o tareas que requieren levantamiento de objetos pesados o posturas asimétricas.También aquellas personas que padecen exposición repetida a vibraciones. Incluso, los que tienen sobrepeso u obesidad; además de las personas fumadoras.

CÓMO TRATARLO

El especialista indica que la mayoría de los pacientes que padecen de esta afección mejoran sin necesidad de una cirugía al cabo de unas pocas semanas practicando estas recomendaciones:

  • El reposo de unos 2 o 3 días en cama puede ayudar a reducir los síntomas. Durante este tiempo también se debe evitar cargar peso.
  • Los antiinflamatorios no esteroideos combinados con analgésicos y relajantes musculares pueden ayudar a reducir el dolor asociado con los espasmos musculares.
  • Asimismo, las inyecciones de esteroides contribuyen a reducir la hinchazón y la inflamación de las raíces nerviosas y a mejorar la movilidad.
  • La terapia física, estiramientos para mejorar la flexibilidad, y otros aeróbicos, contribuyen a aumentar la resistencia y mejorar la circulación.

Lo más visto en Exitosa