Empresa ‘G y M’ acusó a José y Hernando Graña ante la Fiscalía

Nueva administración de la compañía les encontró responsabilidad en pagos sin sustentos. Carhuancho decide hoy la prisión preventiva de los dos empresarios.
25 Agosto, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/08/3-1-e1566734759634.jpg

Hace más de dos meses, la constructora Graña y Montero inició un proceso de colaboración eficaz con el Equipo Especial del caso Lava Jato y sus nuevos directivos manifestaron que de encontrase alguna evidencia de la participación de cualquier persona que hubiese estado vinculada en actos de corrupción, esta sería comunicada a la Fiscalía.

La empresa hizo una nueva contabilidad para saber exactamente los montos que se habían pagado y lograron ver que había grandes vacíos económicos y pagos que no tenía sustentos, entre ellos por la obra del Metro de Lima en la gestión del extinto Alan García. La compañía, según fuentes fiscales, encontró responsabilidad en los exdirectivos José Graña Miró Quesada y Hernando Graña Acuña.

Los directivos de Graña no dudaron en alcanzar esta información al despacho del fiscal José Domingo Pérez, quien tras analizar varios elementos de prueba, solicitó ante el Poder Judicial la medida restrictiva de prisión preventiva por 36 meses contra los empresarios peruanos.

La nueva administración de Graña y Montero impulsó este proceso de colaboración y en esta no tuvieron participación los ex directivos de la constructora José Graña, Hernando Graña y Mario Alvarado, quienes son investigados por el Caso Odebrecht.

Actualmente, Augusto Baertl es el presidente del directorio de la constructora. Su administración comenzó un proceso de reforma interna que incluyó la decisión de entregar información al Ministerio Público que, según fuentes de la fiscalía, ayudará a ampliar el conocimiento sobre los hechos de corrupción en los que participó esa empresa.

Audiencia

La audiencia de prisión preventiva se desarrollará esta mañana en el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria que dirige Richard Concepción Carhuancho.

En abril pasado, Jorge Barata, ex jefe de Odebrecht en el Perú, declaró ante fiscales peruanos que Graña y Montero pagaron 3 millones de dólares en sobornos para adjudicarse, junto a la empresa brasileña, la construcción de los tramos 1 y 2 de la Línea 1 del Metro de Lima.

En octubre del año pasado, Antonio Carlos Nostre, quien fue director de contratos de Odebrecht, declaró –también al fiscal Pérez– que por la línea 1 del Metro de Lima se pagaron USD24’386.000 en sobornos, que en las planillas de la constructora brasileña se registraron bajo el concepto de “riesgos adicionales”.

Los empresarios brasileños señalaron que Graña y Montero habría tenido conocimiento sobre los sobornos pagados a través de su ex gerente de Ingeniería y Construcción Juan Manuel Lambarri.

DESEMBOLSOS EN PARTES

Nostre relató que en el primer tramo de la obra se desembolsaron USD6’900.000, de los cuales USD1’400.000 fueron entregados al ex viceministro de Comunicaciones Jorge Cuba. Sobre el segundo tramo de la línea 1, Nostre detalló que Odebrecht desembolsó USD17’486.000 en coimas, en este caso, Jorge Cuba recibió USD5’000.000. También recibieron los investigados Edwin Luyo, Mariella Huerta, y otros.