El Yavarí, un barco que renació en las aguas del lago Titicaca

El buque estaba abandonado y en mal estado hasta que lo restauraron en 1982. Se mantiene a flote en el lago Titicaca desde 1870 y ahora es un museo.
4 Diciembre, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/12/barco-Yavari-Titicaca-Exitosa.jpg

Un viejo coloso, más antiguo que el Huáscar, se mantiene a flote en el lago Titicaca desde 1870. Se trata del Yavarí, un barco con una historia digna de contar. Construido en Inglaterra en 1861, en plena época victoriana, fue transportado en piezas y cargado por mulas desde el puerto de Arica hasta Puno, donde fue reconstruido.

Pese a su azarosa historia, hoy es un museo que merece ser visitado. El agua del lago fue una bendición para el viejo buque, que se mantenía a flote a pesar de las inclemencias del tiempo. Hasta hace unos años, su estado era deplorable, abandonado en un rincón del mítico Titicaca.

También puedes leer: Vida y obra periodística de José Carlos Mariátegui en exposición cultural

El BAP Yavarí ya no conocía de su antigua gloria, pero su casco estaba íntegro; la calidad de las sagradas aguas fue la bendición que favoreció su conservación.

Corría 1982. Meriel Larken, una inglesa seducida por el Perú, quedó encantada con la embarcación. Su abuelo era constructor de barcos en su lejano Reino Unido, por lo que de inmediato surgió una conexión entre ella y el Yavarí, digna pieza de ingeniería inglesa. A partir de ese momento, la historia de aquella nave volvería a sonreír.

El Yavarí tiene una travesía apasionante, que se inicia en 1861, cuando el presidente Ramón Castilla ordena su construcción, junto a su gemelo, el Yapurá, hoy BAP Puno, al astillero inglés James Watt Foundry.

También puedes leer: Esperanza ficticia de volar en tema ‘Juntos a brillar’ de Jessyca Sarango

Fue utilizado para el transporte de pasajeros, de lana de ovino, tejidos y minerales enviados para la ruta que conectaba Perú con Bolivia y Argentina. Después de muchos años, fue abandonado por falta de recursos, hasta aquel promisorio 1982, en que aquella dama inglesa lo divisara y quedara prendada de su magia.

En 1987 se crea en Inglaterra The Yavari Project y acá, en el Perú, la Asociación Yavarí, instituciones que lucharon por volver a contemplarlo como antes. Y se recuperó toda la prestancia que el Yavarí ostentara en sus mejores épocas, y hoy es un barco museo.