El Vaticano se deshace de palacio en Londres comprado con óbolos

ESCÁNDALO. En venta de lujosa residencia, Santa Sede perderá USD 135 millones. Por caso se encuentra enjuiciado cardenal italiano Angelo Becciu.
9 Noviembre, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/11/Vaticano-Exitosa.jpg

Londres. El mayor juicio por corrupción y malversación en la historia del Vaticano en donde se encuentra acusado el cardenal italiano Angelo Becciu junto con un grupo de ocho acusados, entre empresarios y funcionarios de la Curia Romana, remueve la Santa Sede luego de la compra de un lujoso palacio en Londres con dinero destinados a obras de caridad del Papa.

Además del escándalo, El Vaticano podría perder 100 millones de libras, unos 135 millones de dólares, con la venta de un polémico edificio de lujo en Londres, adquirido en parte con el Óbolo de San Pedro, el dinero que los fieles de todo el mundo donan al papa para los pobres.

Según el diario Financial Times, que cita fuentes no identificadas, el Vaticano está por concluir la venta del edificio al grupo privado administrador de activos financieros, Bain Capital, por aproximadamente 200 millones de libras (233 millones de euros, 270 millones de dólares).

Es decir, sería cerca de 100 millones de libras menos de lo que pagó para adquirirlo en 2014.

En esta oscura compra del lujoso edificio en Londres y el entramado de empresas y fondos que dejaron un agujero en las finanzas de la Santa Sede, son el eje de un juicio iniciado en julio por el tribunal penal del Vaticano, un escándalo que afecta la imagen de la Iglesia.

Las investigaciones revelan que la adquisición de ese edificio, a un precio mayor de su valor real, fue realizada a través de paquetes financieros altamente especulativos, por medio de dos empresarios italianos residentes en Londres.

También puedes leer: Chile registra inflación de 1,3% en octubre y vuelve a batir récord mensual en 13 años

El uso imprudente de parte del dinero para los pobres que cada año donan las iglesias de todo el mundo para las obras de caridad del papa, también contribuyó al escándalo.

Ante el escándalo el papa Francisco, comenzó a poner coto a este descontrol en las finanzas vaticanas, por lo que inició una reforma interna.

Los acusados se enfrentan a varios años de prisión por fraude, malversación de fondos, extorsión, blanqueo de dinero y abuso de poder en un escándalo que incluye complicidades con el espionaje y paraísos fiscales.

El dato

El juicio, con peticiones de anulación y dudas, está entrampado debido al pedido de anulación de la causa, exigido por la defensa, por los “errores” cometidos durante el proceso de instrucción.

Más información: