El sacrificio de Daniel Alcides Carrión y su aporte a la medicina peruana

Hizo lo que nadie pudo hacer: inocularse el virus de la mortífera verruga.
5 Octubre, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/10/daniel-alcides-carrion-medicina-peruana-virus-de-la-verruga-exitosa.jpg

A Daniel Alcides Carrión se le considera el mártir de la medicina peruana por inocularse el virus de la verruga peruana que por entonces no se conocía sus síntomas y la evolución de esta mortífera epidemia que asolaba el país por 1880, durante la guerra con Chile.

También te puede interesar: Orquesta sinfónica con música de las regiones

Si bien este mal era conocido desde tiempos de los incas, Carrión había oído hablar cuando vivía en Pasco donde nació un 13 de agosto de 1857. En 1878 ingresa a la carrera de Medicina Humana de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Es entonces que manifestó inquietudes por estudiar este mal. Llevado por su espíritu de investigación y un nacionalismo científico, al ver que médicos chilenos estaban desarrollando investigaciones sobre la verruga peruana, es que decide inocularse secreciones extraídas de un paciente.

El 27 de agosto de 1885 acudió a la Sala de las Mercedes del Hospital Dos de Mayo de Lima, y le solicitó al médico Evaristo Chávez que le hiciera la inoculación de sangre macerada de una tumoración verrugosa de un paciente varón de 14 años.

Después de cuatro inoculaciones en los brazos, los primeros síntomas de la enfermedad se presentaron 23 días después. Día a día escribía la evolución de la enfermedad hasta los últimos momentos en que ya no pudo hacerlo. Ya muy enfermo fue llevado al Hospital Maison de Santé para recibir una transfusión sanguínea.

Antes de perder el conocimiento se relata que Carrión le dijo a un colega: “Aún no he muerto… amigo mío; ahora les toca a ustedes terminar la obra comenzada, siguiendo el camino que les he trazado”.

Falleció el 5 de octubre de 1885 en una cama del Hospital Francés de Lima (actual clínica Maisón de Santé). Esta autoexperiencia sirvió para demostrar que la Fiebre de la Oroya y la Verruga Peruana son la misma enfermedad.

“Reacción de un cholo”

“Lo de Carrión es, fundamentalmente, la historia de la reacción de un cholo frente al desprecio que se tenía entonces. Carrión hizo algo que nadie, ningún blanco, pudo hacer al inocularse el mal (de la verruga)”, relata el exministro de Salud, Uriel García.

Lo más visto en Exitosa