“El Gobierno debe ahora reforzar el mensaje o el rebrote será inminente”

El exministro del Interior, Remigio Hernani, dijo que, ya sin la cuarentena y con más gente en la calle, toca al Ejecutivo recalcar que el virus aún no se ha ido.
3 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/gobierno-rebrote.jpg

Remigio Hernani fue ministro del Interior y es voz autorizada. Tras acabar la cuarentena, el flujo de personas en la calle aumentó y las aglomeraciones también.

¿Qué hacer? El extitular del Mininter dialogó con Diario Exitosa y dio recomendaciones: asistir a los pobres de manera efectiva, reforzar el mensaje, drasticidad en el transporte y extender la labor conjunta de las FFAA y la policía.

-Tras levantarse la cuarentena, ¿cómo ve el tema interno?

Hay dos frentes. Uno es de la pandemia. Y el otro es el tema económico. Hay gente que ahora tiene hambre, que no tiene un pan que llevarse a la boca. Todo eso configura una situación compleja.

-¿Cómo actuar ante ello y evitar aglomeraciones?

El Estado está obligado a ver el tema de la asistencia a los que hoy tienen menos plata que hace unos meses atrás. El número de pobres extremos se ha duplicado. La clase media ha visto mermada su capacidad adquisitiva y ahora hay más pobreza que antes.

-¿Lo dice por tanta gente que perdió el empleo?

Pero, claro. Hay tres millones de personas que ya no tienen empleo. Y el Estado solo habla de habilitar mil puestos de trabajo. Si ya acabó la cuarentena, y vemos mucha gente en la calle aún con el virus latente, entonces la tarea uno del Gobierno es asistir a esos pobres.

-¿De qué forma?

Lo primero es no dar plata a los alcaldes. Salvo pocas excepciones, a la mayoría de alcaldes habría que meterlos presos. Si les dan a ellos, el 50% de la ayuda desaparece, compran víveres de la peor calidad o llega a personas que no la necesitan. El Gobierno debe tratar de que esa ayuda sea directa y transparente.

-Pero hay cerca de dos mil alcaldes en el país.

El Estado debe actuar ahí con rigor. No es posible que, en una situación de pandemia, con más pobres en el país, esos señores cometan actos de corrupción y no pase nada. El que deba ir preso, que vaya.

-¿Asistir a esa gente es dar más bonos?

No. Dar plata ya no, porque la pueden usar para otra cosa. Hay que dar víveres o implementar comedores populares. El tema es actuar ahora. Es tarea del Estado auxiliar a esa gente necesitada. No exagero al decir que la pobreza extrema se ha duplicado.

-Otro problema es la informalidad, eso genera congestión de personas.

Lo que veo es que se actúa reprimiendo. Y hay que tener en cuenta que es gente que necesita salir a ganarse algo para comer. Que va a Gamarra o a la calle Capón, por ejemplo, en busca de mercadería para subsistir. Lo que debe hacer el Ejecutivo es reforzar su mensaje.

-Ese mensaje ahora es ‘primero mi salud’. ¿Es eso suficiente?

Es que no solo es cuídate tú y ya. No estamos en Japón o algún país europeo desarrollado, en donde el presidente o el primer ministro hablan una vez y todos entienden.

Nuestro país no es así y el Gobierno no solo debe entenderlo sino tratar de que ese mensaje realmente llegue bien ahora, cuando el peligro de un rebrote es inminente.

-¿Cómo debe hacerlo?

Utilizando los medios masivos para recalcarle a la gente la necesidad de no abandonar los cuidados, de evitar las aglomeraciones, de que acabar la cuarentena no significa haber vencido al virus

-¿Habla de una campaña sostenida?

El medio más masivo es la televisión. El Estado debe recurrir a ella, pero no para obtener réditos políticos sino para lograr que ese mensaje reiterado cale en la gente.

Pasar spots una y otra vez. El Estado suele invertir en publicidad estatal. ¿No puede hacerlo ahora, en gran escala, para que la ciudadanía, el poblador, sepa que nada ha cambiado y que la salud de uno es la salud de todos? Hacer eso en el Perú es vital, reiterar el mensaje una y otra vez, en medios masivos.

-¿Qué debería incluir ese mensaje estatal?

Hay que decir: si has salido a la calle, es para que el país no quiebre. Pero el virus no ha sido derrotado y el uso adecuado de mascarilla, el distanciamiento social y la higiene constante son parte clave de nuestra vida.

Si el Estado no divulga eso a cada rato, la gente cree otra cosa. Así es nuestro país y parece que el Gobierno no lo entiende de esa manera.

-Lo que también se ha desbordado es el transporte urbano.

Todo el que sube a esas unidades debe llevar también protección facial. ¿Dónde está la orden para eso? No podemos demorarla.

-Pero hay unidades que permiten el ingreso de mucha gente.

Acá hay que ser drásticos. Si el Estado ya está subvencionando a esas unidades, a las dos o tres que pasen con gente de pie o de más, ahí mismo se las manda al depósito. A ver si viendo eso otras unidades van a cometer la misma falta.

No hay razón ya para que permitan subir a más gente si hay subvención estatal.

-Mucha gente ahora se desespera por llegar a tiempo al trabajo.

Toca racionar los horarios de ingreso. Se ha hecho en el sector público, pero ¿en el privado? Hay que hallar la fórmula para que el ciudadano ingrese de manera escalonada a laborar.

Los ingresos pueden ser a las 7, 9 y 11 de la mañana. Así se evita la congestión a en paraderos, pero el Gobierno debe instar a eso a la empresa privada, sin pérdida de tiempo.

-¿Cree que las FFAA deben seguir apoyando a la policía? 

Ese trabajo en conjunto sí debe continuar, pero para temas de seguridad. Y ahora más que nunca. ¿Sabe por qué? Eso evitará que los delincuentes salgan a robar.

En los próximos días habrá muchos más asaltos, se lo anticipo. Es gente que no tiene qué comer. Han estado escondidos. Entonces, el control ahora debe ser bastante más intenso.