El capitán Kirk de la nave Enterprise por primera vez vuela en el espacio

Actor William Shatner, de 90 años, se convirtió en el astronauta con más edad en volar por el espacio.
13 Octubre, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/10/William-Shatner-Exitosa.jpg

El veterano actor William Shatner, que encarnó al capitán Kirk en la serie de ciencia ficción Star Trek (Viaje a las estrellas), por fin pudo volar al espacio en la realidad y viajó ayer a bordo del cohete New Shepard, desarrollado por la compañía Blue Origin, del multimillonario Jeff Bezos.


Shatner, de 90 años, y que dio vida a su personaje desde que se inició la serie en los años 60, se ha convertido en la persona de más edad que viaja al espacio y el primer actor en hacerlo.

También puedes leer: “El juego del calamar” causa furor en China pese a no estar disponible


A su regreso a la Tierra, Shatner tuiteó una cita de Isaac Newton: “No sé lo que puede parecerle al mundo, pero para mí ha sido como un niño jugando en la orilla del mar que se divierte ahora, mientras el gran océano de la verdad se extiende sin descubrir ante mis ojos”.

Shatner estaba visiblemente conmovido al volver. “Es la experiencia más profunda que podría haber vivido, es extraordinario”, afirmó el actor a Bezos, al tiempo que destacó cómo había visto “la vulnerabilidad del aire” que mantiene a la humanidad viva.

  El viaje

El actor voló por primera vez en la vida real al espacio, tras hacerlo en la ficción a bordo de la mítica nave “Enterprise” en la serie “Star Trek”, que emitió su primer episodio en 1966 y duró tres temporadas. Más tarde, el artista volvió a encarnar al capitán Kirk en seis películas entre 1979 y 1991.

Junto a Shatner hubo otros tres astronautas multimillonarios, que pagaron por ir al espacio. El New Shepard partió desde el oeste de Texas, con más de una hora de retraso, a las 09.50 hora local.

También puedes leer: A la medianoche coronaron a la nueva Miss Perú 2021, la bella Yely Rivera

Los viajeros espaciales se situaron en una cápsula en el extremo superior del cohete que se elevó hasta más de 100 kilómetros de altura antes de regresar a la Tierra, en un periplo que duró unos 10 minutos.