El asesinato de dos hermanitos de 3 y 5 años de edad que conmociona a Trujillo

Indignante. Se supo que les echaron arena en la boca y aplastaron sus cabezas hasta matarlos.
28 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/El-asesinato-de-dos-hermanitos-de-3-y-5-años-de-edad-que-conmociona-a-Trujillo.png

Indignante. Inimaginable es el dolor de una madre que solo hace minutos encontró los cuerpos de sus hijos, Josué y Yimer, de tan solo 3 y 5 años de edad. Los buscó junto a sus familiares y vecinos por más de 12 horas tras desaparecer misteriosamente de su vivienda en el centro poblado del Alto Trujillo.

Sin embargo, nunca pensó hallarlos sepultados y muertos de la manera más cruel. Según información de Policía de Criminalística, todo sucedió cercas de las 7 de la noche cuando Lidia Martínez, la madre de las víctimas, preparaba la cena. En dicho momento, los hermanitos esperaban los alimentos en el patio trasero de la casa. Fue la hermana mayor quien se dio cuenta de la desaparición.

De inmediato, inició la búsqueda con los efectivos policiales de la comisaría de la localidad. Hasta que aproximadamente a las 8 de la mañana, los angustiados padres. bajaron un acantilado de arena ubicado a unos kilómetros de su vivienda. Grande fue la sorpresa cuando hallaron los nombres de Josué y Yimer dibujado en la arena junto a la palabra ‘Descansen’.

En ese instante, alertaron a la Policía Nacional y comenzaron las diligencias con presencia del fiscal. Los moradores de la zona no podían creer que los niños, a quien vieron jugar, fueron asesinados. Luego, se supo que les echaron arena en la boca y aplastaron sus cabezas hasta matarlos.

Uno de los sospechosos fue su vecino de 16 años, quien llegaba constantemente a la casa de las víctimas para jugar con ellos y fue la última persona con quien vieron cerca. Fue capturado y horas después confesaría que junto a otros dos adolescente, apodados ‘Gordo’ y ‘Chamaco’, perpetraron el crimen.

El grito de justicia era comprensible en una madre que no podía creer que el adolescente a quién le había dado trabajo y comida fue capaz de quitarle la vida a los seres que más quiere y protegía a diario. Al día siguiente, el fiscal mandó la reconstrucción del crimen y la multitud de pobladores del Alto Trujillo se indignó al ver el criminal, quien contaba los sucesos  de como sacó de la casa a las víctimas ofreciéndoles galletas, para luego llevarlos al arenal y asesinarlos.

El padre del adolescente detenido observaba de cerca la escena de los hechos y según sus palabras, no había explicación para justificar a su hijo. En tanto, el menor cambió su versión mencionando que actuó solo. Sin embargo, no fue creíble para la versión para la Policía Nacional, que cree el móvil del crimen fue para quedarse con una propiedad de los padres de las víctimas.

En medio de la pandemia de la covid-19, sin duda, un terrible noticia que conmociona a la población trujillana y a todo el Perú.