El 57.8% de limeños aprueba la gestión del alcalde Muñoz

Encuesta elaborada para Exitosa analiza el respaldo de la ciudadanía a la autoridad, pero el 26.4% de entrevistados no le adjudica ningún logro al burgomaestre.
7 Abril, 2019

El alcalde de Lima, Jorge Muñoz Wells, que en enero asumió su gestión con más de 80% de aprobación, ahora registra 57.8%, según la encuesta realizada por la Compañía Peruana de Estudios de Mercados y Opinión Pública, CPI, elaborada para Corporación Universal SAC: Radio Exitosa-Diario Exitosa.

Al cabo de poco más de tres meses de asumir el car­go, en enero, puede decirse que Muñoz mantiene la expectativa de los limeños, y lo que hará frente a los graves problemas que en­frenta la capital, como son la inseguridad, la crisis en el transporte y la informali­dad, entre otros.

La evaluación del burgomaestre capitalino se realizó sobre una muestra de 450 personas representativa de todos los niveles socioeconómicos. En términos globales, el 29.0% desaprueba la gestión del alcalde, y el 13.2% no sabe/no opina.

Sin embargo, el 26.4% hasta el momento no le adjudica ningún logro a Muñoz Wells; un 12.2% dice que lo mejor de su gestión es apoyar al alcalde de La Victoria; el 6.5% en reordenar el comercio ambulatorio; igual porcentaje al hecho de trabajar en conjunto con los demás distritos. El 3.5% le atribuye que lo mejor de su gestión es continuar las obras de la gestión anterior, y solo el 2.5 su interés de ordenar el tránsito vehicular.

Entre las respuestas es­pontáneas están que el al­calde Muñoz no realiza una buena gestión/no realiza obras (7,9%); no soluciona el congestionamiento ve­hicular (6.3%); no informa de su gestión (6.0%). El 5.3% de los encuestados le atri­buye la falta de seguridad ciudadana, no combatir la delincuencia ni el pandi­llaje, mientras que el 36.8% no sabe no opina, y para el 22.4% el alcalde no es mere­cedor de críticas o ha come­tido algún error.

Muñoz Wells anunció en los últimos días la ejecu­ción de diversos proyectos que tienen que ver con in­fraestructura vial.

Reforma política

CPI recoge también la opi­nión –en este caso con una muestra representativa del país, urbano y rural- sobre las propuestas hechas por la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política, or­ganismo que fue creado a instancia del propio presi­dente de la República, Mar­tín Vizcarra Cornejo.

Así, al planteamiento de CPI a los encuestados: de si está si está de acuerdo o en desacuerdo “que las perso­nas sentenciadas en prime­ra instancia estén prohibi­das de postular al Congreso de la República, el 87.4%, dice estar de acuerdo; en desacuerdo 9.9% y no sabe, no opina, 2.7%.

Respecto a si se deben im­plementar dos cámaras en el Congreso de la Repúbli­ca: una de diputados con 130 personas y otra de sena­dores con 50 personas, el 57.5% está en desacuerdo, el 35.9% dice estar de acuerdo y el 6.6% no sabe, no opina.

Hay que tener presente que este trabajo estadístico está basado en una mues­tra de 1,250 personas que representa al país urbano y rural, realizado entre el 26 y 30 de marzo. Otra de las preguntas relevantes es “que ninguno de los ac­tuales congresistas pueda postular en las elecciones de 2021, ni para diputado ni para senador: el 85.0% está de acuerdo; el 11.5% en des­acuerdo, y el 3.5% no sabe o no opina.

Asimismo, otra de las pro­puestas es “que las encues­tas electorales puedan ser publicadas hasta 24 horas antes de las elecciones”: aquí 61.1% está de acuerdo; 25.5% en desacuerdo y 12.4% cae en el rubro de no sabe, no opina.

Voto preferencial

También, el 57.4 se pro­nuncia a favor de eliminar el voto preferencial; 31.0% se muestra en desacuerdo, y el 11.6% no sabe no opina.

La encuesta concluye con la posibilidad de que se eli­mine la “ley seca”; es decir, acabar con la norma que prohíbe la venta de bebi­das alcohólicas en estable­cimientos públicos, desde las 8 horas después de la vo­tación. El 73.8% está en des­acuerdo, el 21.1% de acuerdo y el 5.1% no sabe no opina.

El presidente Martín Viz­carra anunció hace poco que el Ejecutivo enviará en breve al Parlamento las reformas políticas para su debate y aprobación.