EE.UU. pone al rojo vivo la guerra comercial con China

Washington incrementó al 25% los aranceles a importaciones de bienes del Gigante de Asia por valor de USD 200 mil millones.
11 Mayo, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/05/EE.UU-Y-CHINA.jpg

En una operación económica de repercusión mundial, y monitoreada mediante tuits por el presidente Donald Trump, Estados Unidos escaló su guerra comercial con China al incrementar al 25% los aranceles a las importaciones del Gigante del Asia, por un valor de USD 200 mil millones.

La decisión estadounidense se dio en medio de la última ronda de negociaciones que buscaba un acuerdo, tras lo cual Trump mediante su cuenta electrónica, defendió su decisión de subir las tasas, asegurando que no es necesario apresurarse para sellar un pacto y que la economía de su país tendrá un impulso mayor por los gravámenes por un eventual acuerdo.

Es decir, los aranceles ya existentes sobre miles de productos chinos se elevan del 10% al 25%, según los analistas de las negociaciones celebradas en Washington, que no descartaron una pronta respuesta de Beijing para tratar de contrarrestar la disputa comercial.

Cita clave

En horas de la mañana de ayer se reunieron por menos de hora y media el viceprimer ministro chino, Liu He, con Robert Lighthizer, representante de Comercio de EE.UU., y el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin. De este encuentro no se conocieron detalles.

En una comunicación urgente conocida en los circuitos de las altas finanzas mundiales, el Ministerio de Comercio en Beijín dijo que China “tendrá que tomar las medidas de respuesta necesarias”, y entre ellas especulan que podría ralentizar el paso de bienes estadounidenses en las aduanas hasta ordenar a sus empresas que dejen de comprar productos de EE.UU.

“China lamenta profundamente” que Estados Unidos haya recurrido a esta medida de presión, precisa el documento en el que también se anota que “ahora tiene lugar la ronda número 11 de consultas económicas y comerciales de alto nivel entre China y Estados Unidos. China espera que los dos países puedan encontrarse a mitad de camino y emprender esfuerzos conjuntos para resolver los problemas actuales mediante la cooperación y las consultas”.

Horas después de activarse el alza de los aranceles, Trump dijo que el acuerdo era posible. Comentó que su homólogo chino Xi Jinping le había escrito diciendo que podían trabajar juntos para lograr una solución. “No sé qué va a pasar”, dijo a la prensa.

Desde el inicio de las negociaciones, Trump daba por hecho el aumento de los aranceles al señalar que “les dí (a los chinos) un respiro de buena fe porque negociamos”, recordó.

Washington pone con los nervios de punta los mercados del mundo

El recrudecimiento de la guerra comercial entre ambas potencias tendrá repercusiones planetarias, dado el nivel de integración de las cadenas de producción en la economía globalizada. Los mercados están nerviosos y todo el mundo parece tener prisa por encontrar una solución. Todo el mundo menos Trump.

Apenas conocidas las medidas económicas impuestas por Washington, el Fondo Monetario Internacional reiteró su advertencia de que la prolongación del conflicto comercial entre las dos potencias supondría “una amenaza para el crecimiento mundial”. “Esperamos que haya una solución rápida”, señaló en un comunicado. Antes, en un informe técnico, el organismo crediticio mundial ya había indicado que ninguno de los dos países gana con este enfrentamiento.

Datos

-Estados Unidos empezó a aplicar desde finales de septiembre del año pasado un arancel de 10% a una lista de 5,745 productos chinos.

-Esto se sumaba al 25% que ya aplicaba a otros bienes importados valorados en 50,000 millones.

-La idea de Trump era subirlos al 25% al comenzar el año si el gigante asiático renunciaba a negociar y mantenía sus prácticas. Pero las dos partes decidieron darse una tregua.

-Técnicamente los aranceles son un tipo de impuesto o gravamen que se aplica a los bienes que son importados o exportados. El más usual es el que se cobra sobre las importaciones.