EDITORIAL EXITOSA I Los problemas de la gente no están en agenda de políticos

Nadie lo quiere ver debido al poder de la parte demandada: los bancos.
20 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/EDITORIAL-EXITOSA-I-Los-problemas-de-la-gente-no-están-en-agenda-de-políticos.png

En la ronda de reuniones que se vienen efectuando en las alturas del gobierno, entre el nuevo premier Pedro Cateriano y los diversos partidos políticos, representados en el Congreso, la situación de los pobres y de la llamada clase media no forma parte de la agenda.



También te puede interesar: EDITORIAL EXITOSA I Los políticos y los bancos se llenan con la pandemia

Los temas tratados por los políticos se refieren a la inmunidad parlamentaria, al voto preferencial o a la próxima bicameralidad. A lo mucho, hablan de luchar contra la corrupción, de la reforma educativa y del reforzamiento del sector salud ante la pandemia.


No entienden que el Perú se ha empobrecido en 3 meses como si hubiera salido de una guerra externa. Con millones de desocupados, migrantes y encima endeudados. Nadie propone tregua a los informales y trabajo masivo a los despedidos y migrantes.

Existe una triste desconexión entre los políticos y la vida real de los peruanos. Para mañana se anuncia una marcha de los deudores a los bancos, que no pretenden perro muerto, sino facilidades para pagar sus deudas en plazos e intereses razonables.

La protesta, como es de suponer, no será de la manera tradicional, habida cuenta del Covid-19. Tendrá limitaciones para impactar, lo que no significa que el problema no existe. Nadie lo quiere ver debido al poder de la parte demandada: los bancos.

El presidente del Banco Central de Reserva, Julio Velarde, ha salido a decir que el Perú recuperará el 2022 el nivel de producción y consu- mo del pasado año 2019.

Ha explicado que es probable que en los próximos meses se recupere el 100% de la oferta, pero que la demanda estará restringida porque ha sido dañada. Es decir, que habrá producción, pero no consumo.

Recomienda para salvar esta diferencia que el Estado establezca estímulos monetarios y fiscales para impulsar el dinamismo económico que nivele el desbalance.

No ha dicho cómo salvar ese bache, pero es fácil suponer que exonerando impuestos e inyectando dinero a los bancos para que presten: el llamado chorreo, derrame o goteo. Si los de arriba se enriquecen, darán trabajo a los de abajo.

El Papa Francisco ha rechazado esta teoría en su exhortación apostólica Evangelli Gaudium. Ha dicho en su declaración No. 54:

Algunas personas continúan defendiendo teorías de goteo que asumen que el crecimiento económico, alentado por un mercado libre, inevitablemente tendrá éxito en lograr una mayor justicia e inclusión en el mundo. Esta opinión, que nunca ha sido confirmada por los hechos, expresa una confianza cruda e ingenua en la bondad de quienes ejercen el poder económico.

El Fondo Monetario Internacional ha declarado el 2015 que no hay un efecto de goteo a medida que los ricos se hacen más ricos:

Si la participación en el ingreso del 20 por ciento superior (los ricos) aumenta, entonces el crecimiento del PBI en realidad disminuye, lo que sugiere que los beneficios no se derraman. En contraste, un aumento en la participación en el ingreso del 20 por ciento inferior (los pobres) se asocia con un mayor crecimiento del PBI”.

Más claro ni el agua: el dinero en manos de los de arriba no significa mejoría. En cambio, ese mismo dinero entre los pobres sí hace crecer el PBI.

La fuerza de la recuperación del país está en las mayorías, en los que trabajando y ganando consumen. A esos, a los que Richard Webb califica ayer de “enemigos” por su informalidad, se les debe proteger con inversiones y facilidades, pagándoles su luz y su agua, ayudándolos con sus deudas. De esa manera se recuperará más rápido el nivel de ingresos anterior a la pandemia.

Esther Capuñay