EDITORIAL EXITOSA | Exitosa Perú establece el diálogo entre los peruanos

El Perú centralizado solo se mira y escucha a su ombligo.
29 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/EDITORIAL-EXITOSA-Exitosa-Perú-establece-el-diálogo-entre-los-peruanos.png

Los notorios cambios sociales que se han comenzado a producir en la vida nacional como consecuencia de la pandemia han puesto en la agenda política y económica nuevamente un gran flagelo, socio y cómplice de la pobreza, que nos involucra a todos: el centralismo.

Este viejo e histórico mal nos sigue causando mucho daño. Mantiene en el olvido las demandas provincianas, permite que los poderosos cometan impunes abusos, maniata las fuerzas productivas y encorseta el desarrollo.

De acuerdo a los medios internacionales de información, en el mundo hubo, con motivo de la pandemia, dos masivas movilizaciones, del centro hacia el interior: en el Perú y en la India. Con un mismo motivo. La sobrevivencia debido a la escasez.

A los miles de pobladores que se fueron de Lima para reencontrarse con los rincones de donde salieron no les importó el viejo anhelo del milagro de Lima. La capital devoradora había dejado de ser un sueño para convertirse en pesadilla. O se quedaban para ser pasto del virus, la desocupación y el hambre, o regresaban para enfrentar familiarmente al más mortífero de estos flagelos.

Las impresionantes escenas en las carreteras de miles caminando a sus terruños aún no han sido bien leídas y menos respondidas por el gobierno, el Congreso y las instituciones involucradas.

Ese éxodo, escondido como basurita, se irá transformando en una montaña de demandas de todo tipo: trabajo, salud, educación, vivienda.

Desde esta página dijimos oportunamente que esta guerra solo la podremos ganar con trabajo, y que el millón de puestos anunciados por el presidente Martín Vizcarra no era suficiente.

Los inminentes estallidos, muchos de ellos en gestación, solo serán desmontados si con urgencia el gobierno invierte en las pequeñas empresas y en los abandonados para ampliar el mercado y despertar las fuerzas sociales que por falta de oportunidades no contribuyen aún mucho en el despegue que tanto necesitamos.

El Grupo Exitosa, convertido en Exitosa Perú, atento a los clamores populares y adelantándose a esta demanda nacional, ha apresurado con fuerza su programa de descentralización para que los peruanos se conozcan y comuniquen más.

Las provincias entre ellas, y todas con Lima, han comenzado a intercambiar información y propuestas para escucharse, vincularse y exigir al poder central respuestas y ayuda para resolver sus demandas de años y años de olvido.

Es que Exitosa Perú no está conformada, como otros grupos nacidos en Lima, solo por repetidoras y corresponsalías provincianas.

Exitosa Perú cuenta desde sus inicios, conforme ha ido consolidando y avanzando, región por región, con modernas instalaciones, parecidas a las de la Gran Lima, de acuerdo a las demandas, guardando las proporciones.

El primer gran paso ha sido otorgar plena independencia a cada sede para que a través de sus diarios, radio, televisión y redes sociales recoja, debata y difunda la voz de los pueblos a los que sirve.

Ayer, por ejemplo, Lima y todo el Perú se han enterado durante todo el día de los acontecimientos y pedidos más importantes de Lambayeque, Arequipa, Junín, Piura, Loreto, Tacna, San Martín, La Libertad, Ica, Tumbes, Cusco, Puno.

Y esa labor continúa en el curso de las semanas durante 4 horas al día, de 8 de la mañana a 12 del día. Las otras 20 horas, en cada sede regional, que no es simple repetidora, los periodistas, locutores, productores, técnicos y administrativos se dedican a su propia coyuntura.

El Perú centralizado solo se mira y escucha a su ombligo. Ha llegado la hora de atender al Perú profundo, no solo cuando ocurren tragedias o para cada proceso electoral. La unidad, solidaridad y desarrollo exige cambios urgentes para salir adelante. Ojalá que cuando el poder limeño por fin decida escuchar no sea demasiado tarde.

Esther Capuñay