Ecuador | “La intención verdadera de los violentos es generar un golpe de Estado”, según presidente Lasso

El mandatario ecuatoriano afirmó que "el gobierno nacional utilizará todos los recursos legales que la ley le faculta para enfrentar a los vándalos y criminales".
24 Junio, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/06/Ecuadpr-Guillermo-Lasso-violentos-golpe-Estado-Exitosa.jpg

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, aseguró que el líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, Leonidas Iza, – quien encabeza las protestas registradas en dicho país – quiere dar un golpe de Estado, por lo cual advirtió que se usarán todas las herramientas legales para contener la violencia desatada por las manifestaciones.

“Está comprobado que la intención verdadera de los violentos es generar un golpe de Estado y por eso hacemos un llamado a la comunidad internacional para advertir de este intento de desestabilizar la democracia en el Ecuador“, expresó Lasso.

En ese sentido, dijo que “la intención real del señor Iza es el derrocamiento del gobierno […] El señor Iza ya no puede controlar la situación. La violencia perpetrada por criminales infiltrados se le fue de las manos”, alertó.

De igual manera, el presidente ecuatoriano convocó a las organizaciones de derechos humanos para que supervisen la situación e informó que “el gobierno nacional utilizará todos los recursos legales que la ley le faculta para enfrentar a los vándalos y criminales“.

Además, le pidió a los indígenas y campesinos “que han sido traídos a Quito con engaños” que regresen a sus comunidades.

Lasso añadió que está dispuesto a reanudar el diálogo para encontrar una salida a los problemas que desencadenaron las manifestaciones.

También te puede interesar: Protestas indígenas en Ecuador: 18 policías “desaparecidos” en ataque en Amazonia

Indígenas intentaron tomar el Congreso

Cabe recordar que miles de indígenas intentaron entrar al Congreso de Ecuador este jueves, en el undécimo día de protestas contra el gobierno, pero la policía los dispersó con bombas de gas lacrimógeno, constataron periodistas de la AFP.

Horas antes, el presidente derechista Guillermo Lasso les había permitido ingresar a la emblemática Casa de la Cultura, un lugar simbólico para los pueblos originarios que desde el 13 de junio estuvo requisada por policías.

Pero una nutrida facción de los manifestantes avanzó luego hacia la Asamblea Nacional, ubicada a pocos metros y custodiada por un cordón de militares y policías que los indígenas intentaron quebrar. Un grupo de mujeres encabezaba la protesta.

Ante la presión, los uniformados reaccionaron con bombas de gas lacrimógeno y granadas aturdidoras, mientras los manifestantes lanzaban piedras. La multitud se replegó hacia un parque vecino a la Casa de la Cultura.

El líder de las manifestaciones, Leonidas Iza, se vio sorprendido mientras daba una entrevista que fue interrumpida por las fuertes detonaciones.

Eso es una mala señal realmente. Habíamos pedido a nuestras bases que simplemente podamos hacer una marcha pacífica”, declaró Iza, presidente de la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie).

Otras noticias en Exitosa