Discute con su pareja y aparece muerto en su vivienda en Comas

La víctima tenía cortes en el cuerpo y su conviviente es la principal sospechosa. El fallecido fue denunciado por maltrato físico y psicológico.
26 Octubre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/10/LOC-14-A-1-1280x719.jpg

Con 14 cortes en el cuerpo y envuelto en frazadas fue hallado muerto un hombre tras discutir con su pareja en la vivienda que alquilaban en Comas. La víctima, identificada como Jorge Alexander Cabanillas Esquen (42), tenía una denuncia por agredir a su conviviente, Laura Fiorella Wisse Lovera (28).



La joven contó a la Policía Nacional que a las 9 p.m. del jueves salió del inmueble ubicado en la cuadra 1 de la avenida Carabayllo, en la urbanización San Eulogio. “Discutimos por sus celos, yo me fui a la casa de mi madre. Lo dejé haciendo sus maletas porque se quería ir”, relató Wisse sobre ese último encuentro.

Pasadas las 11 p.m. de ese mismo día, regresa al predio y encuentra a Cabanillas tendido en el piso, sin signos vitales y con manchas de sangre en varias partes del cuerpo.  “Ella ha dicho que entró en shock al verlo y se va del lugar (a casa de sus padres). Recién advierte lo ocurrido el viernes a las 7 de la mañana”, comenta una fuente policial.


Principal sospechosa

Agentes del Departamento de Investigación Criminal de Comas y peritos llegaron a la escena para recoger evidencias que permitan esclarecer el crimen. En tanto, Laura Wisse fue trasladada a la sede de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri), en el Cercado de Lima, a fin de pasar los exámenes de ley.

“Yo no lo hice. No sé qué pasó”, declaró la mujer en medio del llanto. Vecinos señalaron que las discusiones eran constantes entre la pareja. En efecto, fuentes de la Policía Nacional revelaron que el pasado 29 de setiembre Laura denunció a su conviviente por maltrato físico y psicológico.

La Policía investiga si se trata de un crimen pasional. Al cierre de esta edición, se supo que la pareja tenía un hijo de 5 años en común. El menor habría sido testigo de las constantes discusiones de sus progenitores, en otra escalada de violencia familiar que cobra una nueva vida en el país.