Diez muertos y 10 mil afectados dejan huaicos e indundaciones

Presidente Vizcarra dio balance oficial que ha dejado devastadoras lluvias. Además, asignó a cada ministro una región para que monitoreen las necesidades ante emergencia.
12 Febrero, 2019

Pese a que las lluvias cayeron apenas hace unos días en las regiones de Tacna, Moquegua, Arequipa y Áncash, las pérdidas humanas y los daños materiales son cuantiosas. El presidente de la República, Martín Vizcarra, dio ayer las cifras oficiales: diez muertos y al menos diez mil afectados, de los cuales mil 800 son los damnificados.

Vizcarra, que participó en la reunión del Consejo Nacional de Desastres (Conagerd) destinada a evaluar la situación de las regiones afectadas, indicó que las pérdidas humanas han sido la consecuencia más lamentable de las lluvias y huaicos registrados en Al dar balance de lo ocurrido, refirió que hay reportes de destrucción de puentes, carreteras, viviendas, centros de salud, comisarías e instituciones educativas.

La primera tarea, indicó, es restablecer de manera inmediata la conectividad de carreteras interrumpidas, principalmente en corredores viales que perjudican la comunicación entre varias ciudades e impide la llegada de ayuda para los damnificados.

Responsabilidad

Cuando se le preguntó sobre la responsabilidad de las autoridades locales y regionales que en la víspera dio a Exitosa, Vizcarra se reafirmó señalando que los “gobiernos locales, provinciales y regionales tienen responsabilidad por no trabajar la planificación urbana en sus localidades”.

El primer mandatario exhortó a las autoridades del interior del país adoptar una decisión firme para evitar el asentamiento de zonas urbanas en áreas vulnerables como las quebradas.

“Hemos hablado con los alcaldes y gobernadores que, una vez pasada la emergencia, ellos mismos elaboren sus sustentos para hacer inmediatamente la transferencia destinada a recuperar la infraestructura que está dentro de sus propias jurisdicciones”, expresó.

No obstante, indicó que el Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), se encargará de la reposición de infraestructura, como el puente Montalvo –seriamente afectado por los huaicos–, para restablecer la conectividad de la Panamericana Sur.

“Estamos viendo la interconexión de Áncash con Huánuco a través de la carretera Sihuas -Huánuco; en San Martín se está restableciendo el tránsito en la vía Pizana-Campanilla”, comentó. Respecto al colapso del puente Montalvo, que cortó el tránsito entre las regiones Arequipa, Moquegua y Tacna, dijo que se encontró una vía alterna y se trabaja para recuperar mañana la conexión.

Van ministros

El mandatario informó que cada ministro estará a cargo de una región, a fin de coordinar con alcaldes y gobernadores regionales la atención a los damnificados por las fuertes  lluvias y desbordes de los últimos días. “Mañana se desplazarán los ministros a sus regiones para inmediatamente continuar con la coordinación con las autoridades regionales y locales, y atender las necesidades”, indicó.

“La primera emergencia estamos atendiéndola en coordinación con el municipios, el gobierno regional y ministerios”, refirió tras mencionar que la rehabilitación y reconstrucción de la infraestructura perdida se hará con asignación de recursos del fondo de contingencia.

“Tengan la seguridad de que estamos atentos al problema trabajando juntos para superarlo, asignando materiales y maquinaria para atender la situación”, afirmó.

Envían ayuda al sur

Después de participar en el Consejo Nacional de Riesgo de Desastres, Vizcarra supervisó el envío de 500 toneladas de ayuda humanitaria destinada a la población damnificada en el sur del país. El material fue trasladado en el BAP Pisco. Según detalló el mandatario, la ayuda consiste en maquinaria y materiales como agua, alimentación, carpas, frazadas, entre otros. El BAP Pisco llegará hoy a la medianoche a Ilo, desde donde comenzará la distribución vía terrestre hacia las zonas afectadas de Arequipa, Moquegua y Tacna.