Desembarcan a 11 turistas del crucero en cuarentena

Nave continúa en Japón donde se han detectado 218 casos del mal. Entre los viajeros de 56 nacionalidades, hay nueve peruanos.
15 Febrero, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/02/dm214.jpg

Utilizando protocolos de seguridad sanitaria, las autoridades de Salud de Japón autorizaron el desembarque de once turistas mayores de 80 años que viajaban en el crucero Diamond Princess, puesto en cuarentena tras confirmarse más de 200 casos de coronavirus entre los 3,700 ocupantes de la nave, entre pasajeros y tripulantes.

Los pasajeros continuarán en tierra, en establecimientos del gobierno, su periodo de aislamiento hasta el final de la cuarentena, el próximo miércoles. El control sanitario de los ocupantes del lujoso crucero empezó el 3 de este mes, cuando la nave acoderó al puerto de Yokohama, al suroeste de Tokio.

Nueve días después, el embajador de Perú en Japón, Harold Forsyth, confirmó que a bordo del Diamond Princess se encuentran nueve ciudadanos peruanos, entre los 2,666 turistas de 56 nacionalidades, además de los 1,045 tripulantes de la enorme embarcación que continúa anclada en el citado puerto nipón.

Desde que la nave llegó a Yokohama, más de 218 personas han dado positivo al virus, y se ha confirmado que al menos una docena de pasajeros están bajo control médico en estado grave; aunque algunas fuentes estiman que las cifras de infectados pueden ser muy superiores a la indicada.

Las autoridades han pedido a los pasajeros que permanezcan en sus camarotes y solo salgan al aire libre en cubierta por poco tiempo y siempre protegidos con mascarillas y guantes.

Un representante de la sanidad  japonesa confirmó a la prensa internacional que los once pasajeros de más de 80 años de edad o más concluirán su periodo de aislamiento en establecimientos del gobierno en tierra hasta el final de la cuarentena, el 19 de febrero.

 

El traslado de los turistas se realizó ayer (hora local) en un autobús con cortinas en las ventanillas conducido por un chofer protegido de pies a cabeza por un traje, incluyendo mascarilla y gafas, que recogió al grupo en el muelle en el que está atracado el barco.

“Hay que prepararse como para la guerra”

Bill Gates, cuya fundación invierte mucho en salud pública, usó en un discurso de 2018 la misma comparación: “El mundo necesita prepararse para una pandemia con la misma seriedad que se prepara para la guerra”.

No se trata solamente de evitar la pérdida de vidas o el sufrimiento de una enfermedad: también hay efectos derivados de segundo y tercer nivel que pueden trastocar por completo un mundo globalizado, donde la cadena de producción industrial, y por cierto la producción de alimentos, siempre se puede cortar por el eslabón más débil. “Hemos creado un mundo interconectado, dinámicamente cambiante, que brinda oportunidades innumerables a los microbios”, dijo a Bloomberg Richard Hatchett, titular de la Coalición para Innovar la Preparación contra las Epidemias (CEPI). “Si existe debilidad en un lugar, hay debilidad en todos los lugares”.

 

Camboya puso fin al drama de nave rechazada por 15 países

Los pasajeros del crucero rechazado por 15 países por temor al coronavirus iniciaron ayer el camino de regreso a casa, después de que las autoridades de Camboya les permitieran desembarcar tras descartar que alguno de ellos fuera portador del virus.

El Westerdam, de la compañía naviera Holland America Line y en el que viajaban varios latinoamericanos, atracó a primera hora de la mañana en el puerto de Sihanoukville, donde esperaban funcionarios locales y personal consular de varios países, un día después de fondear delante de la costa. “¡Los primeros pasajeros ya han salido del Westerdam y se dirigen a casa! Gracias al Gobierno de Camboya por hacerlo posible”, dijo la embajada de Estados Unidos en su cuenta de Twitter.