Histórico | Descubren 59 ataúdes con más de 2.600 años de antigüedad en Egipto

Fueron hallados en tres pozos de la necrópolis de Saqqara, muy cerca de la famosa pirámide del rey Djoser. Los sarcófagos están en muy buenas condiciones.
4 Octubre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/10/Descubren-59-ataúdes-con-más-de-2.600-años-de-antigüedad-en-Egipto.jpg

Este sábado se hizo un descubrimiento histórico, el gobierno de Egipto anunció haber encontrado 59 sarcófagos bien conservados que tienen más de 2.600 años, en la importante necrópolis cerca de El Cairo.



El ministro de Turismo y Antigüedades, Jaled al Anani, informó que los 59 ataúdes fueron hallados en tres pozos de la necrópolis de Saqqara, muy cerca de la famosa pirámide del rey Djoser. Los sarcófagos descubiertos están en muy buenas condiciones y manteniendo incluso sus colores originales.

También puedes leer: Egipto: cantante critica la falta de libertad de expresión no podrá volver a presentarse en su país


“He sido testigo de la apertura de uno de los ataúdes, y parece como si el cuerpo hubiera sido momificado ayer”, indicó este sábado el conservador, quien además señaló que el proceso todavía no ha finalizado porque aún quedan capas de sarcófagos que se tendrá desenterrar.

Los ataídes contienen…

En un inicio se pensó que estos ataúdes contenían restos mortales de un grupo de sacerdotes y altos funcionarios del Período Tardío del antiguo Egipto. Por su lado también han sido desenterradas decenas de estatuillas, entre ellas una de bronce para el dios Nefertum, y amuletos.

La colección se estará exhibiendo en el Gran Museo Egipcio, que se edificará junto a las pirámides de Giza, junto con otros tres ataúdes de madera de 3.500 años de antigüedad desenterrados de la necrópolis de Al Asasif, en la ciudad de Luxor, comentó el ministro, Jaled al Anani.

Muchos más descubrimientos

La tumba es una sepultura vertical de más de 11 metros de profundidad, que contiene “más sarcófagos” que aún no han sido sacados a la superficie pero que pertenecen a “las amantes, los familiares y los vecinos” de un sacerdote que decidió sepultar su cuerpo “lo más cerca posible del templo de la diosa Bastet”, indicó el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mustafa Waziri.

También te puede interesar