Denuncian que mujer víctima de COVID-19 fue sepultada sin consentimiento de la familia

José Luis Zapata, hijo de la mujer fallecida, aseguró el nosocomio nunca le comunicó el deceso de su progenitora. "No hubo ningún documento o acta de defunción", dijo.
14 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/mujercovid.png

En Chiclayo, región Lambayeque, una familia denunció que sepultaron a su madre fallecida de COVID-19 sin su autorización. José Luis Zapata, hijo de la víctima, conversó mediante la multiplataforma de Exitosa para dar a conocer su caso.

El ciudadano narró que su madre se encontraba internada en la ciudad de Chepén, en La Libertad; sin embargo, por su delicada situación, fue trasladada al hospital Luis Heysen Incháustegui de Chiclayo, donde perdió la vida.

Añadió que el administrador del nosocomio, identificado como Delbert Gonzáles, le pidió sus datos personales para realizar una presunta ficha de defunción.

“Fue una sorpresa muy triste para la familia. Fuimos a verificar al hospital sobre lo que sucedía con el cuerpo de mi madre. Ella fue transferida del seguro de Chepén el domingo a las 7 de la mañana. Llegó a las 9 a Chiclayo, y a las 2 de la tarde la dan la noticia a mi hermano que había fallecido. No hubo ningún documento o acta de defunción. Decidimos esperar hasta el día lunes para conversar con el administrador del Hospital Heysen. Me apersoné a su oficina y el señor sacó una ficha de mi madre. Me pregunta mis datos y con su mismo puño y letra los anota esos datos”, indicó Zapata.

Ante la petición de la familia por querer retirar el cuerpo de la difunta mujer, Gonzáles lo negó, afirmando que la enterrarían en la jurisdicción de Chiclayo.

“Somos once hermanos que vivimos en Guadalupe. Por eso le dije al señor Gonzáles que queríamos llevarnos el cuerpo de mi madre para darle cristiana sepultura. Sin embargo, el señor me dijo que no se podía porque la iban a sepultar en la jurisdicción de Chiclayo. Me retiro del hospital para ver qué posibilidades había para enterrarla en Chiclayo, pero el tiempo me ganó. Regresé a la 1 de la tarde pero hoy no atendían las funerarias”, puntualizó.

Ante la negativa del administrador, Zapata manifestó que un familiar suyo se contactó con Gonzáles para exigirle el cuerpo de su madre. Sin embargo, le comunicaron que su progenitora había sido enterrada en horas de la mañana.

“Estábamos metiendo presión por teléfono, y el señor Gonzales, alrededor de las 8 de la noche, le manda un mensaje de WhatsApp diciéndole a mi familiar que el cuerpo de mi madre había sido sepultado en la mañana. Fue una sorpresa para mí”, finalizó.

Cabe destacar que José Luis Zapata confirmó que denunciaría penalmente al administrador del hospital Luis Heysen Incháustegui de Chiclayo por enterrar a su madre sin consentimiento de su familia.