Declaran Patrimonio Cultural a dos cascos de guerra utilizados en el conflicto de 1941

Fueron usados por el Ejército Peruano, lo que representan valor histórico, y tienen como rasgo distintivo el sol.
30 Mayo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/05/patrimonio-cultural-cascos-de-guerra-conflicto.png

El Ministerio de Cultura declaró como Patrimonio Cultural de la Nación a dos bienes muebles que corresponden a dos cascos que han sido empleados como parte del uniforme del Ejército Peruano en la Campaña Militar de 1941. Este conflicto armado enfrentó a Perú contra Ecuador por una disputa territorial debido a la falta de delimitación fronteriza entre ambos países.


También te puede interesar: Keiko Fujimori: “Un gobierno de Pedro Castillo afectará directamente tu bolsillo”

Cabe precisar que los problemas territoriales entre Perú y Ecuador se remontan a los tiempos de su independencia de España, cuando se disputaron los territorios de Tumbes, Jaén, Maynas, Quijos y Guayaquil.


Esta fue publicada en el Boletín de Normas Legales del  Diario Oficial El Peruano mediante la Resolución Viceministerial N° 000129-2021-VMPCIC/MC.

Allí, señalan en sus considerandos, que el pasado 4 de marzo,  la Dirección de Recuperaciones de la Dirección General de Defensa del Patrimonio Cultural incautó en el Terminal Postal de Serpost, ambos bienes muebles, al ciudadano de nacionalidad peruana Oscar Oswaldo Barturen Silva, cuando pretendía enviarlos a la ciudad de Nootdorf, Holanda.

◼ Detalles

Se precisa que el origen de ambos cascos se encuentra en el casco Adrián modelo 26. Esta indumentaria se fabricó en Francia y empleada en la Segunda Guerra Mundial.

El casco Adrián M26 fue una variante del casco Adrián M15 fabricado a solicitud del Ejército francés en la Primera Guerra Mundial para proteger a los soldados contra las esquirlas.

Su nombre se debe a su creador Intendente General August Louis Adrián, cuyo diseño se basó en los cascos de bomberos franceses.

Posteriormente, los cascos Adrián se produjeron en diferentes fábricas y adquiridos por diversos países de todo el mundo. Cabe recalcar que se diferenciaron por las insignias de la zona frontal.

En el caso peruano, los cascos se habrían comprado a Francia en la década de 1930 como parte de la modernización del material de guerra del Ejército del Perú ante los posibles conflictos territoriales con los países limítrofes.

◼ Francia

Cabe recordar que las relaciones con Francia se gestaron a fines del siglo XIX. En 1896 a solicitud del gobierno de Piérola, llegó la Misión Militar Francesa contratada para reorganizar el Ejército Peruano; esto después del desenlace de la Guerra del Pacífico.

La influencia francesa no se limitó a los uniformes y a la terminología. También se dedicó a la estructura de las ramas, cuerpo de oficiales e institutos militares.

La citada Misión se quedó en nuestro territorio hasta 1943.

Lo más visto en Exitosa