Cusco: hallan 347 kilos de cocaína al borde de pista de aterrizaje clandestina

En total se hallaron 320 paquetes, tipo ladrillo, que hacían un peso total de 347 kilos de clorhidrato de cocaína de alta pureza.
11 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/Cusco-hallan-347-kilos-de-cocaína-al-borde-de-una-pista-de-aterrizaje-clandestina-1.jpg

Como parte de las labores de la División de Maniobra Contra el Tráfico Ilícito de Drogas, se halló 347 kilos de cocaína en una caleta, camuflada al borde de una pista de aterrizaje clandestina, en el distrito de Echarate, provincia La Convención, región Cusco.



‘Los Sinchis’ de Mazamari ha fortalecido los operativos de control para desmantelar las bandas dedicadas el narcotráfico en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) y evitar que los estupefacientes sean transportados a Bolivia y Brasil.

Según información de la Policía Antidrogas, los delincuentes han tratado de aprovecharse de la contingencia por la pandemia para intentar este envío con destino a Bolivia y Brasil.


Las caletas subterráneas, donde se encontraban acondicionados 8 costales de droga, fueron localizadas por una brigada de 14 suboficiales al mando del mayor PNP Francisco Meléndez Sánchez.

Puedes ver: ¡Buena noticia! Sullana no registró fallecidos por COVID-19 en dos días seguidos

HALLAZGO

Así con apoyo del helicóptero MI-17 de la policía aérea, se constituyeron al distrito de Echarate, donde se ubicó la pista de aterrizaje en Pichas Bajo; la misma que tiene una dimensión de 700 metros de largo, por 10 metros de ancho.

El hallazgo fue comunicado de forma inmediata, vía teléfono satélite, al representante del Ministerio Público José Montero Zapata, fiscal provincial de la FPETID La Merced, quien dispuso el traslado de la droga a la base ‘Los Sinchis’ de Mazamari.

En total se hallaron 320 paquetes, tipo ladrillo, que hacían un peso total de 347 kilos de clorhidrato de cocaína de alta pureza. La droga habría sido trasladada desde el Vraem, por trochas con apoyo de mochileros, con destino a las pistas de aterrizaje clandestina, habilitadas en la zona Bajo Pichas, para ser enviados en avionetas con destino a Bolivia y Brasil.