Cuatro consejos prácticos para evitar estafas inmobiliarias

Si desea adquirir un inmueble, tenga cuidado de no caer en manos de las mafias que se aprovechan en estas fechas para llevarse su inversión.
10 Julio, 2019
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/07/departamentos.jpg

¡Cuidado con las estafas! En esta época que cuenta con un dinero extra y desea aventurarse en adquirir un inmueble, tenga cuidado y no se deje sorprender por las mafias o gente inescrupulosa que quiere aprovecharse de su entusiasmo por contar con la vivienda de sus sueños.

La abogada Marybell Jara del Estudio Linares, explica las modalidades de estafas inmobiliarias más recurrentes en el Perú y las formas de evitarlas:

1) Empresas fachadas. El estafador pone el anuncio de la venta de un inmueble, utilizando como medio el Internet o incluso una oficina desde donde ofrece la propiedad. Luego, pide adelantos a sus futuros compradores y, al final, desaparece. Primero, verifique previamente en Registros Públicos a los propietarios. Siempre es recomendable que el comprador realice los pagos por tramos.

2) Doble titulación. Cuando verifique el título de la propiedad, suele ocurrir que se presenten duplicidades de partidas registrales, es decir, un mismo bien puede estar inscrito a nombre de varios propietarios. Tenga cuidado porque puede ocurrir que sea documentación falsa. Es por ello que hay que recurrir a la historia registral, en donde consta quiénes son y fueron los propietarios.

3) Propiedad futura. Adquirir un inmueble que aún no está construido suele ser una idea tentadora porque puede resultar más económico, pero puede ser otra modalidad de estafa. Si la inmobiliaria tiene respaldo de un banco, es una operación mucho más confiable. Un segundo paso es generar un contrato a través de un notario, donde se señale el monto a pagar por el inmueble y sus características. Siempre constate el inmueble y si está desocupado.

4) Doble venta de inmuebles. Es uno de los recursos más usados para cometer estafas inmobiliarias. El hecho de no registrar debidamente en la Sunarp un inmueble adquirido, significa que este sigue perteneciendo al anterior propietario, quien puede volver a venderlo indefinidamente a otras personas. Ante una situación de conflicto como esta, la ley determina proteger a la persona que inscribió su propiedad en Registros Públicos.