COVID-19: Uruguay será el primer país latinoamericano en reanudar clases presenciales

Luego de tres meses de clases virtuales, Uruguay, uno de los países que mejor han afrontado la pandemia del COVID-19, volverá a reanudar las clases presenciales.
6 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/uruguay-clases-presenciales.jpg

De un tiempo acá, es conocido el éxito que ha tenido Uruguay en la lucha contra la pandemia del COVID-19. Por esta razón y debido a un riguroso protocolo sanitario aprobado por las autoridades, han logrado que el país que preside Luis Lacalle Pou se la primera Nación de Latinoamérica en reanudar las clases presenciales.

Como se recuerda, debido a la emergencia mundial por el COVID-19, hace más de 3 meses que en Uruguay se optó porque las clases se otorguen de manera virtual. No obstante, debido a que la curva de contagios se logró aplanar sin tener grandes cifras de contagiados, se decidió que este sector retome sus actividades de manera normal.

No obstante, hay normativas que se tendrán que cumplir de manera obligatoria. Al igual que casi el resto del planeta, el uso de mascarilla al llegar, la limpieza del calzado en una alfombra sanitaria, la desinfección de manos y dar respuestas a un breve cuestionario son algunos de los pasos que los estudiantes deben afrontar antes de acceder al aula. En la misma, tendrán que mantener el distanciamiento social con sus compañeros.

¿Por qué Uruguay no dictaminó cuarentena obligatoria?

Hace algunos días, el presidente uruguayo, Lacalle Pou, subrayó que a pesar de que grandes figuras políticas del país aconsejaban implantar una cuarentena obligatoria  -al igual que otros países del continente- para frenar el avance de la enfermedad, él se negó a hacerlo, por lo contrario, prefirió confiar en la población, debido a que cree en la libertad del individuo.

“Para mí fue un momento de mucha soledad e introspección. Expresidentes de la República, distintas gremiales, la opinión pública en general, nos pedían cuarentena obligatoria. Todos decían que para un gobierno era lógico, o la medida más fácil, decretar la cuarentena obligatoria. Pero desde el principio tuve claro que no lo iba a hacer”, añadió el jefe de Estado para medios internacionales.

Iba contra todo lo que yo creo, que es la libertad del individuo. Libertad del relacionamiento, libertad de una Nación”, expresó. Luego, agregó que fue una decisión muy complicada de tomar, debido a que las proyecciones arrojaban datos aterradores en cuanto a casos positivos.