Covid-19: universidad cusqueña producirá ivermectina para pacientes

La UNSAAC ha puesto a disposición sus laboratorios, personal y académicos para la producción de ivermectina, ante incremento de casos acelerado de covid-19 en Cusco.
11 Agosto, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/08/ivermectina-covid-19.png

La Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (UNSAAC) elaborará ivermectina para el tratamiento de pacientes covid-19 leves y moderados en la región surandina, como parte de su responsabilidad social.



La producción será posible en mérito a una alianza con la Dirección Regional de Salud (Diresa) Cusco, al amparo de la emergencia nacional, mediante Resolución Ministerial N° 193-2020-Minsa, que facilita la prevención, diagnóstico y tratamiento de personas afectadas por el covid-19.

La solución oral, como preparado farmacéutico de 6 miligramos por mililitros (mg/ml), se producirá en el laboratorio de tecnología farmacéutica de la Escuela Profesional de Farmacia y Bioquímica de la Facultad de Ciencias de la Salud y la Farmacia Universitaria del Centro Universitario de Salud (CUS).


De esta manera, contribuirá a garantizar la disponibilidad de este medicamento. “La UNSAAC, como parte de la responsabilidad social hacia nuestra sociedad y hacia nuestra comunidad universitaria, pone a disposición sus laboratorios, personal y académicos”, señaló su rector, Efraín Molleapaza Arispe.

“Así se hará frente al covid-19, que nos está arrebatando vidas. En estos momentos difíciles por los que estamos pasando se debe unir esfuerzos aún más para salir adelante”, agregó.

La Diresa Cusco proporcionará los insumos, envases y etiquetas. El uso de la ivermectina ha dado buenos resultados en la recuperación de los pacientes infectados por este letal virus, y ante la escasez o dificultad para poder adquirirla resulta oportuno este gran aporte.

La pandemia del covid-19 ha golpeado fuertemente a nuestro país, hoy ubicándonos como el sétimo país con más infectados de coronavirus en el mundo. El peligro no solo es sanitario, ya que muchos a consecuencia de la paralización de actividades económicas han perdido empleos y hoy luchan por conseguir alimentos para sus familias. Una crisis sanitaria, social y económica que no tiene fecha de finalización.