COVID-19: Lambayeque rezó al Divino Niño para acabar con pandemia

Decenas de fieles se arrodillaron en las puertas de sus viviendas y oraron pidiendo el cese del coronavirus.
3 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/lambayeque.png

Al paso de la imagen del Divino Niño del Milagro por las calles de Ciudad Eten y Reque, en Lambayeque, decenas de fieles se arrodillaron en las puertas de sus viviendas y oraron pidiendo el cese de la pandemia del coronavirus.

En la víspera, el sacerdote de la parroquia Santa María Magdalena de Ciudad Eten e integrantes de la hermandad del Divino Niño del Milagro, siguiendo los protocolos de salubridad para evitar el contagio de coronavirus, dirigieron la procesión de la sagrada imagen a bordo de un vehículo motorizado.

El párroco y los integrantes de la hermandad escoltaron el paso del Divino Niño vestidos con trajes especiales de bioseguridad, guardando la distancia social y repartiendo los mil rosarios donados por un devoto para esta ocasión.

La procesión estuvo encabezada por el sacerdote Eleuterio Vásquez Gonzales, promotor de una iniciativa para convertir a Eten en una ‘ciudad eucarística’.

“Son 371 años de ese gran regalo que Dios le dio a Ciudad Eten”, afirmó el padre, refiriéndose a las crónicas sobre la aparición del Divino Niño en esta localidad, ocurrida –según la tradición– el 2 de junio de 1649.

“El mundo está sufriendo, pero el hombre no se destruye por sufrir, sino por sufrir sin ningún sentido. El sufrimiento lo vamos experimentando, nos da más sabiduría, más resistencia, más compasión, más respeto y eso nos hace vivir. No dejemos de luchar, de pedir, de ayudar”, reflexionó el sacerdote.

“Les pido de corazón que nos unamos en oración para que pronto Eten sea declarada ciudad eucarística –continuó–. Con la oración sabemos cuál es nuestra meta: el encuentro con el que nos dio la vida; y para llegar a este encuentro hace falta alimentarnos con la Eucaristía”, finalizó.

Lea también: Lambayeque: mujer de 92 años venció al COVID-19 y recibió alta médica