COVID-19: Israel elimina el uso de mascarilla en lugares públicos cerrados

La exitosa campaña de vacunación en dicho país generó que el Gobierno elimine la restricción de usar tapabocas en espacios cerrados.
14 Junio, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/06/israel-mascarillas.jpg

Este lunes, Israel eliminó la obligación de llevar mascarilla en los lugares públicos cerrados. Como medida para luchar contra la pandemia de la COVID-19, el país eurasiático mantenía en vigor la colocación de tapabocas en estos sitios.


MIRA: Alemania evalúa eliminar el uso obligatorio de mascarillas de manera gradual ante descenso de casos

“La obligación de llevar una mascarilla queda anulada a partir del martes 15 de junio”, anunció el Ministerio de Salud israelí a través de un comunicado.


Si bien Israel continúa eliminando las restricciones sanitarias para sus habitantes debido a la exitosa campaña de vacunación, el Gobierno ha decidido mantener las medidas drásticas para los que arriben al país, entre ellas una cuarentena.

Como se sabe, en diciembre del 2020, el país inició una masiva campaña de vacunación tras un acuerdo con el laboratorio Pfizer, que le entregó millones de dosis a cambio de datos sobre los efectos del fármaco.

Hasta esta semana, más de 5 millones de israelíes (el 55% de la población) recibieron ambas dosis de la vacuna. En dicho país hay 9.3 millones de habitantes.

Según datos del Ministerio de Salud de Israel, más de 839 000 personas se contagiaron del nuevo coronavirus desde el inicio de la pandemia, entre ellas tres en las últimas 24 horas, y 6 428 murieron por dicha enfermedad.

MIRA: Chile: Piden endurecer cuarentenas para frenar contagios de COVID-19

Israel tiene nuevo primer ministro

El último domingo, Naftali Bennett juró como nuevo primer ministro de Israel tras 12 años de gobierno de Benjamin Netanyahu. Bennett se desempeña en el sector de las altas tecnologías, y es promotor del movimiento de asentamientos que vive en un suburbio de Tel Aviv.

Yamina, su partido de tendencia ultranacionalista, ganó apenas siete escaños de las 120 bancas del Knésset (el parlamento) en los comicios de marzo, el cuarto proceso electoral en el país en dos años. Pero al rehusarse a comprometerse con Netanyahu o con sus oponentes, Bennett adquirió una posición de gran influencia.

MÁS EN EXITOSA