Covid-19 I Mujeres en extrema pobreza lideran ollas comunes ante el hambre y desempleo

La salvación de los más vulnerables.
19 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/Covid-19-I-Mujeres-en-extrema-pobreza-lideran-ollas-comunes-ante-el-hambre-y-desempleo.png

En el Centro Poblado de Alto Trujillo, existe una olla común cada manzana. Todos dirigidos por mujeres, el 50% es madre soltera y tienen que sacar adelante a sus hijos, buscando un plato de comida para poder alimentarlos. Se encuentran en situación vulnerable pues muchas de ellas no han accedido a los diversos bonos emitidos por el Estado y han perdido su trabajo a causa de la pandemia de la covid-19.

También te puede interesar: Covid-19 I Ambulantes se duplican y ocupan las calles de Trujillo

Este es el caso de Janet Mendoza, quien es la presidenta de la   donde alimentan a más de 120 personas entre niños y adultos, señaló que han buscando apoyo de las autoridades pero su pedido no fue escuchado.”Nos organizamos, cada manzana tiene una olla común. Entre todas cocinamos casi 120 platos diarios”, señaló.

Olla Común ‘Unidos por Siempre’ ante el hambre y desempleo.

Sara tiene 65 años y 4 hijos, de los cuales dos de ellas son madres solteras y ambas tres niños cada una. Todos comen en las ollas comunes pues no tienen trabajo y de esta manera han sobrevivido durante cuatro meses. Lo más triste es escuchar a la adulta mayor decir que más le teme al hambre que al covid-19.

La abnegada madre Sara (65), lleva a su familias a las ollas comunes del pueblo.

Susana Paredes es la que dirige la Olla Común ‘La Unión hace la Fuerza”, donde se alimentan a 84 personas. Ella le pide al gobernadorador que se acuerde a los más pobres y le brinde a su apoyo. “Por favor, le pedimos en nombre de todos los pobladores. No tenemos ollitas, y por favor, víveres que nos pueda regalar. Cualquier apoyo es bien recibido”, dijo.

Olla Común ‘La Unión hace la Fuerza”

También puedes leer: ¡Ingenio peruano! Trujillo: emprendedor distribuye el emoliente anti covid-19

En Alto Trujillo, no solo falta alimento, sino el 45% no tiene el servicio de agua y alcantarillado. De la misma forma, Julia Pérez (58) también come en una olla común y pide apoyo a las autoridades para que los niños de su manzana hagan lo mismo.

Dos o tres  familias, ya se acabó la ayuda, se acabó la comida. No tenemos de qué comer. Estamos sufriendo habiendo autoridades que nos puedan ayudar“, puntualizó.

Julia Pérez (58) desconsolada ante la ausencia de la autoridad.

Sin duda, es el drama generalizado que viven la mayoría de familias en todas las regiones del Perú, a causa de la infección que viene impactando al país en el aspecto económico. Urge atender este mecanismo social que las mujeres ha emprendido para sobrellevar esta terrible situación.