COVID-19 en Perú: 85.5 % de pacientes fallecidos padecía de obesidad

El 43.1 % de pacientes fallecidos por Covid-19 eran diabéticos y el 27.2 % hipertensos. Es decir, su severidad aumenta con estas enfermedades crónicas.
3 Agosto, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/08/obesidad-covid.jpg

Lamentablemente, más de 4 meses después de que se haya instalado el estado de emergencia por el COVID-19, nuestro país aún no ha podido contener la enfermedad. La cifra de contagios sigue en aumento, al igual que la de los fallecidos. En esa línea, el Ministerio de Salud reportó un dato alarmante; el 85.5 % de víctimas mortales de esta pandemia en el Perú, padecía de obesidad.

Especialistas del equipo de Promoción de la Salud del Minsa, señalaron que la obesidad aumenta el riesgo de muerte y complicaciones en pacientes Covid-19 positivos, altera el sistema inmunológico, disminuye la función pulmonar a través de una mayor resistencia en las vías respiratorias y dificultad para expandir los pulmones.

“Cuando los pacientes con obesidad necesitan ser ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI), es un desafío mejorar sus niveles de saturación de oxígeno y ventilarlos”, advirtió.

Puedes leer: Dra. Valdivia: “Si el paciente con diabetes se contagia de COVID-19, tiene un pronóstico muy malo”

En ese sentido, recalcó que no basta solo educación para combatir la obesidad. Destacó que las advertencias publicitarias (octógonos) en los productos procesados advierten la cantidad de azúcar, sodio, grasas saturadas y grasas trans para que la población sepa que es lo que consume y pueda evitar productos dañinos para su salud.

Además se exhortó a la población a considerar tres aspectos fundamentales para lograr sobrellevar exitosamente este período: la alimentación saludable, la actividad física y el manejo de las emociones. Asimismo, recordó que este sector está trabajando en la prevención de enfermedades desde el primer nivel de atención.

Cabe indicar también que el 43.1 % de pacientes fallecidos por Covid-19 eran diabéticos y el 27.2 % hipertensos. Es decir, su severidad aumenta con estas enfermedades crónicas.