Coronavirus en el Perú: No apliques desinfectante a tu cuerpo

Empleo de duchas portátiles con sustancias químicas que sirven para desinfectar superficies, puede irritar tu piel y los ojos.
29 Abril, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/04/desinfectante.jpg

Desde hace unas semanas unas duchas artesanales han comenzado a pulular en algunos mercados del país, como una solución para hacer frente
al Covid-19.



Sin embargo, voces de alerta de epidemiólogos, dudan de su eficacia y más bien, productos químicos que pueden servir para limpiar superficies pueden ocasionar un grave daño a la piel.

Si bien en algunas regiones, se vienen empleando con agua jabonosa, algunos comerciantes, le agregan (por ser más económico), detergente y hasta lejía. Hay que tomar en cuenta que esas sustancias pueden ocasionar un grave daño a la salud de la persona que se la aplica.


Alerta del Minsa

Mediante comunicados, el Ministerio de Salud (Minsa) advierte que no existe evidencia científica que los túneles desinfectantes que se han instalado en diferentes lugares del país para mitigar el contagio por Covid-19 sean efectivos o impidan la transmisión del virus.

Para esta institución, las soluciones químicas que estos expulsan podrían ser dañinas para la salud e incluso aumentar el riesgo de dispersión del coronavirus.

El biólogo Elmer Quichiz Romero, director ejecutivo de la Dirección de Control y Vigilancia de la Digesa sostiene que la ciencia aún no ha demostrado la efectividad de estos túneles desinfectantes, tampoco se conoce con certeza los agentes químicos que expiden y en qué concentración.

El especialista remarca que toda desinfección para evitar el Covid-19 debe realizarse sobre superficie inerte (mesas, pisos, estantes, autos), más no sobre la persona ya que para ello existen productos de aseo o antisépticos con el respectivo registro sanitario.

Asimismo, Quichiz señala que las únicas sustancias que se han determinado para la eliminación del virus causante de la pandemia son el hipoclorito de sodio, el alcohol etílico y el agua oxigenada, en concentraciones determinadas.

“Pero si estos túneles rocían alcohol, ello puede resultar irritante para la persona; si expulsan lejía, entonces tendría un efecto corrosivo y en caso de que expidan amonio cuaternario, que es un componente químico de uso hospitalario, podrían dañar la piel o los ojos.

Ahora, el sistema aspersor con los que cuentan estos túneles podría favorecer la diseminación de agentes infecciosos”, detalla. El experto recomienda seguir apostando por el constante lavado de manos y la limpieza del calzado.

“Si se quiere apoyar en la desinfección en lugares públicos, lo mejor es empezar por los zapatos. Se pueden colocar paños húmedos con lejía o soluciones con hipoclorito en tinas o canaletas en el ingreso de los mercados, de manera que las personas pisen allí e ingresen sin el virus en las suelas de sus zapatos”, sugiere.