Congresistas de Fuerza Popular son acusados de incurrir en nepotismo

Segundo Tapia contrató a pareja de Federico Pariona y él, a su sobrino.
9 Septiembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/09/fuerza.jpg

De acuerdo a un reportaje de Cuarto Poder, el parlamentario de Fuerza Popular, Segundo Tapia, quien irónicamente es presidente de la Comisión de Fiscalización del Parlamento, habría incurrido en nepotismo al haber contratado a Kristell Díaz Quiroz, extrabajadora de su colega de bancada Federico Pariona, quien también contrató a José Luis Pérez Tapia, sobrino del exvicepresidente del Congreso, en un mismo periodo, entre 2016 y 2017.

Según el dominical, Díaz Quiroz, quien ahora es esposa y tiene una hija con Pariona, ingresó a trabajar en el Parlamento en 2016. Primero, en el despacho del ex segundo vicepresidente del Congreso, luego en comisiones presididas por congresistas de Fuerza Popular, con el parlamentario Juan Carlos González y por último en el despacho de Maritza García.

García le hizo el último contrato a Kristell Díaz Quiroz, del 31 de octubre de 2017 a marzo de 2018, pero la entonces pareja de Pariona pidió su baja de maternidad, 27 días después, hasta el 4 de marzo, mes en que renunció.
Pariona, parlamentario por Junín, se casó con su extrabajadora en noviembre de 2018 y entre fines de ese año e inicios del 2019 ingresó a trabajar su cuñado, hermano de su esposa, en la Comisión del Consumidor, presidida por el congresista Miguel Elías, también de Fuerza Popular.

En su defensa, Pariona negó cualquier tipo de injerencia en la contratación de su ahora esposa y dijo que en ese momento no eran pareja.

FAVORES CON MELGAR

En el reportaje también se señala que Ana Rosa Pérez Tapia, otra sobrina de Segundo Tapia, fue contratada por su colega en Fuerza Popular Elard Melgar, y el exvicepresidente del Congreso contrató a Giuliana Melgar Choy, sobrina de Melgar.

Ambas sobrinas tuvieron el mismo cargo de asesora. Según fuentes cercanas, Ana Rosa laboró hasta febrero de 2019 con un sueldo de S/ 7,789, y Giulana Melgar hasta enero de 2019, con S/ 7,622.37.

Mientras que José Luis Pérez Tapia también trabajó en los despachos de Marita Herrera y Carlos Ticlla. Además, estuvo unos meses en el servicio parlamentario.

Por su parte, Segundo Tapia aseguró que no incurrió en injerencia y que desconocía este tipo de contratos de sus sobrinos. “Desconozco totalmente sobre estas contrataciones, pero sí son mis sobrinos”, dijo el parlamentario a Cuarto Poder.

FALTA ÉTICA

Según la abogada Romy Chang estas faltas éticas cometidas por los congresistas pueden ser sancionadas hasta con 120 días de suspensión. Además, aseguró que no se descarta una sanción penal ante un posible patrocinio ilegal. La pena llegaría hasta dos años.