Cómo entrevistar a un dictador sin terminar preso en el intento

Periodista Jorge Ramos narra en libro su accidentado encuentro con Nicolás Maduro. La entrevista duró sólo 17 minutos y terminó en forma abrupta.
30 Mayo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/05/Jorge-Ramos-entrevista-Maduro.jpg

La famosa, accidentada y corta entrevista periodística del 25 de febrero de 2019, entre el veterano presentador de noticias de la cadena Univisión, Jorge Ramos, y el dictador venezolano, Nicolás Maduro se ha volcado en un libro que tiene como título precisamente los pocos minutos que duró el encuentro.


La entrevista duró sólo 17 minutos y terminó en forma abrupta cuando Ramos sacó su tablet y le mostró a Maduro las imágenes de tres hombres buscando comida en la basura, cerca del palacio presidencial de Miraflores, en Caracas. Maduro quiso tapar las imágenes con la mano y se retiró.

También puedes leer: Biblioteca Nacional renació de las cenizas tras incendio


Inmediatamente, el periodista mexicano y su equipo fueron detenidos por los agentes de Maduro y sus herramientas de trabajo fueron confiscadas, incluida la tarjeta en la que se grabó la entrevista. Fueron deportados al día siguiente a Estados Unidos.

Los hechos pudieron quedar como anecdóticos, por falta de pruebas más allá de la versión unilateral de Ramos y su equipo, pero cuatro meses después Univisión recuperó el audio e imágenes de la entrevista que creían perdidas, pero no se ha revelado aún como se obtuvieron.

A más de dos años de esa accidentada cita, Ramos ha publicado su libro “17 minutos con el dictador”, donde narra cómo una de sus asistentes pudo pedir ayuda y así alertar, en tiempo real, a las embajadas de Estados Unidos y México que se encontraban detenido nada menos que en el palacio presidencial.

También puedes leer: Amazon compra MGM por más de 8 mil millones de dólares

Esta presión internacional hizo que, tras permanecer retenidos en Miraflores, se le permita retornar a su hotel y al día siguiente los echaron de Venezuela en el primer avión a Miami. “Si no fuera por la presión de México y EE.UU. nos habría encarcelado”, reflexionó Ramos.

El libro trae la entrevista completa e incluye otros hechos conexos, como cuando Donald Trump echó a Ramos de la Casa Blanca, cuando en una conferencia de prensa le preguntó por su política anti-latina. Eso facilitó la entrevista con Maduro, porque en Caracas que Caras era anti-Trump. Pero no fue así.