Comerciante de La Parada vence al Covid-19 tras 24 días en la Unidad de Cuidados Intensivos

Asegura que ha vuelto a nacer y agradece al personal médico del Hospital Emergencia Ate Vitarte por su recuperación
28 Mayo, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/05/Comerciantes-de-La-Parada-vence-al-Covid-19-tras-24-días-en-la-Unidad-de-Cuidados-Intensivos.jpg

Luego de 24 días conectado a un ventilador mecánico, Miguel Ángel, comerciante del Mercado Minorista de La Parada, logró salir de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), a donde llegó a causa de la Covid-19. Para este trabajador independiente la pesadilla se terminó y hoy ya se encuentra en casa, tras abandonar el Hospital Emergencia Ate Vitarte.



“No recuerdo cuántos días han pasado, solo sé que estuve sedado y no podía moverme, era frustrante esa sensación, pero le agradezco mucho a Dios por darme una vida nueva. También a los médicos y enfermeros que cuidaron de mí, les estaré eternamente agradecido. Siento que he vuelto a nacer”, manifestó el hombre dedicado a la venta de pollos en La Victoria.

Para la doctora Magaly Mayta, médico intensivista de este nosocomio, la batalla que libró Miguel Ángel no fue fácil. Él llegó el 15 de abril y los síntomas comunes de Covid-19 que presentó al llegar al hospital, se agravaron rápidamente, convirtiéndose en neumonía e insuficiencia respiratoria aguda. Por esto, a los dos días, tuvo que ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), requiriendo ventilación mecánica.


“Estuvo 24 días luchando contra la enfermedad en UCI. Allí se le aplicó la técnica de pronación (posicionamiento del paciente boca abajo) y recibió un tratamiento basado en antibióticos, además de una nutrición balanceada. Felizmente respondió de forma favorable y regresó al área de hospitalización, donde estuvo 9 días más hasta que fue dado de alta”, detalló la especialista.

La doctora Mayta señala que si bien el paciente permaneció 33 días en total internado, el resultado final la reconforta porque demuestra el gran trabajo en equipo que vienen realizando los médicos y enfermeros del hospital.

Miguel Ángel también reconoció el valioso esfuerzo de los profesionales de la salud y aconsejó no subestimar la enfermedad. “Esto es fuerte, es horrible y no se lo deseo a nadie. A mis compañeros del hospital, les pido que salgan adelante y tengan mucha fe. Me siento feliz y emocionado porque volveré a ver a mi familia”, declaró el padre de tres hijos.