Comando humanitario recoge cadáveres de fallecidos por COVID-19 de manera voluntaria

Los agentes del orden permanecen en su respectiva unidad policial, pues muchos de ellos tienen familias y temen contagiarlos.
2 Agosto, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/08/chiclayo.png

Una difícil situación atraviesa Lambayeque por el incremento del número de contagios por COVID-19. Por ello, la II Macro Región Policial (PNP) de la región realizó la creación de dos grupos humanitarios de desinfección, embolsado y levantamiento de cadáveres durante la pandemia del nuevo coronavirus.

Ante el reclamo de la ciudadanía porque los cadáveres de los fallecidos por el virus permanecen en las calles sin que nadie los recoja, 21 efectivos policiales ponen en riesgo su salud al realizar este arriesgada labor de manera voluntaria.

El comandante Adolfo Galindo Román, jefe de la Unidad de Emergencias de la II Macro Región Policial de Lambayeque y encargado de este grupo humanitario, señaló que todos los agentes están debidamente capacitados en protocolo de bioseguridad.

“El primer equipo de recojo humanitario de cadáveres fue creado el 10 de abril y estaba conformado por diecinueve suboficiales y dos oficiales. Ante la necesidad apremiante, y ante el incremento de fallecidos tanto en la vía publica como en los inmuebles, se dio por conveniente formar el equipo”, declaró para Exitosa Perú.

Los agentes del orden cumplen un riguroso protocolo, ya que un descuido puede ser letal. “Quiero recalcar que este personal está conformado voluntariamente por personas que quieren cumplir esta tarea”, añadió Galindo Román.

El riesgo de la labor generó que tres agentes policiales se contagien de la COVID-19. Sin embargo, después de cumplir el aislamiento de catorce días se reincorporaron al trabajo.

Por otro lado, el suboficial Éber Torres Vásquez señalo que por precaución decidieron permanecer en la unidad policial, pues muchos de ellos tienen familias y temen contagiarlos.

“Todos somos voluntarios. Nos hemos alejado de nuestras familias como medida de seguridad. Al inicio fue difícil porque la familia no estaba dispuesta a aceptar este trabajo, pero primero está nuestra vocación de servicio”, puntualizó.

Este grupo ha realizado 30 desinfecciones y embolsado de cadáveres. Asimismo, realizaron limpiezas de domicilio, una inhumación y han prestado diferentes servicios de apoyo.

La Gerencia Regional de Salud (Geresa) de Lambayeque indicó que el número de infectados por la COVID-19 es de 17 440 casos, y la cantidad de fallecidos ascendió a 1421.