COLUMNA | Julio Schiappa: Entre CADE Y Chumbeque

3 Diciembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/12/cade1.jpg

La falta de objetivos estratégicos de varios sectores  refleja que la crisis, antes concentrada en el Congreso, ahora se desplaza a otros sectores de la sociedad haciendo temer por el futuro del país.

En primer lugar está el modo como la élite empresarial ha reaccionado en CADE 2019 frente a la crisis de reputación desatada por el primer líder del mayor grupo bancario del país. Fueron dos mujeres, las presidentes de IPAE y de la CONFIEP, las que mejor separaron las aguas del desagüe en el evento de Paracas. Notable la frase de la León “tengo 3 millones 600 mil razones” para justificar el deslinde.

Eso sí, los del CADE fueron bien amarretes en aplaudir el discurso del presidente Vizcarra que les recordó, amablemente, que el libre mercado requiere de cierto respeto a los ciudadanos como no oponerse a los octógonos y a la nueva política de medicamentos genéricos. Si bien la propuesta del evento era: “un libre mercado para todos”, quedó claro que este fue un evento empresarial que no mordió los temas que en Chile y Colombia han sacado a la gente a la calle.

Un buen ejemplo de imprudencia política y falta de estrategia, que contradice el lema del CADE de Paracas,  es la campaña que directivos de  la Sociedad Nacional de Minería (me consta que no son todos) han iniciado, con discurso discriminador y no inclusivo,  contra los mineros artesanales, acusándolos de narcotraficantes. ¿Mercado con embudo o libre mercado?

El TC, centro estos días de un descuartizamiento entre sus tribunos por la presidencia del organismo, muestra una total falta de estrategia institucional. El mejor ejemplo es la votación por la libertad de Keiko Fujimori, adonde el voto dirimente del tribuno Ramos tiene una sustentación casi antagónica con el resto de la mayoría. Resquicio por el cual, espada en mano se colaron los fiscales anticorrupción para intentar revertirlo.

Ante la oleada de protestas contra la liberación de Keiko y la exigencia de salida  del presidente del TC Ernesto Blume , una renuncia a la postulación de Augusto Ferrero, ungió como sucesora  a la Dra. Marianella Ledesma, hija del legendario líder de izquierda, ya fallecido, Genaro Ledesma Izquieta.  El alarde feminista del tribunal no oculta la falta de estrategia que padece, empezando por aclarar su sistema de votación adonde cada uno sustenta lo que piensa como le viene en gana. ¿Estará su auto reforma en el proyecto futuro del organismo? ¿Tomarán posición  contra los mercantilistas que quieren burlar a la SUNAT haciendo que el TC falle exonerándolos del pago de US 3,500 millones de dólares en deudas tributarias? ¿Sacará la nueva presidente al legendario perro Chumbeque a morder a una mayoría de tribunos que le es adversa? Otro problema de estrategia para el país.