¡Continúa el drama en las clínicas! Médico con covid-19 es víctima de cobros abusivos

No creen en nadie. Médico tuvo que atravesar por el ‘infierno’ de los cobros abusivos de las clínicas en Trujillo, mientras estas se niegan a firmar acuerdo con el Gobierno.
5 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/clínicas-cobros-abusivos.jpg

¿Y el acuerdo con el Gobierno? Mientras solo 8 clínicas privadas han firmado el acuerdo con el Gobierno para la atención de pacientes covid-19, se siguen generando historias de terror como la que tuvo que atravesar el Dr. Jesús Benedicto Gonzales Cacho, un médico contagiado con covid-19 que vivió en carne propia la indiferencia de las clínicas y afán de lucro excesivo, en Trujillo, demostrando que más les importa el dinero que la vida de un paciente, como señaló el hijo del galeno.

La primera traba con la que se encontraron fue que las clínicas no querían recibir a su padre al no tener un diagnostico covid-19. Tras conseguir el diagnostico lograron ingresar a su padre a una clínica de Trujillo, pero ahí empezó el drama a las pocas horas, demostrando que los cobros abusivos en las clínicas no son casos extraños, sino prácticamente una regla en plena pandemia del covid-19.

“Logramos conseguir el diagnostico e ingresamos a mi padre a la clínica, ya habíamos desembolsado 4 mil soles y en el segundo día nos piden 60 mil soles, sino de lo contrario no lo iban a atender”, relató el hijo del Dr. Gonzales Cacho, quien no puedo contener las lágrimas durante le video que grabó frente a este establecimiento de salud privado para denunciar el caso ante la prensa.

Asimismo, el hijo del Dr. Gonzales Cacho lamentó que hoy su familia viva en carne propia el afán de lucro excesivo de parte de las clínicas privadas: “es lamentable que un médico que ha salvado muchas vidas tenga que pasar por esto. Tenga que vivir agonizando porque a una clínica le importa más seguir lucrando en lugar de ver por la vida de un paciente”.

No todas las historias de este tipo tienen un buen final. Para la suerte de la familia del médico, sus amigos y contactos al ver la trágica situación en la que se encontraba emprendieron una cruzada para lograr finalmente su trasladado al Hospital de Alta Complejidad de EsSalud, donde puede ser atendido y no le piden un cobro exorbitante solo para ser ingresado y que se dignen a atenderlo.

SOLO 8 CLÍNICAS HAN FIRMADO EL ACUERDO CON EL GOBIERNO

Terrible. Hasta la tarde del sábado 4 de julio, un total de solo ocho clínicas privadas suscribieron contratos individuales con el Seguro Integral de Salud (SIS) a fin de atender a pacientes graves Covid-19 que requieran una unidad de cuidados intensivos con ventilación mecánica y que sea referidos de algún hospital público.

En este primer grupo se encuentran las clínicas Ricardo Palma, Stella Maris, Anglo Americana, así como Vesalio, San Judas Tadeo, La Merced y Cerro Colorado que suscribieron el contrato; mientras que un día ante la suscripción fue realizada por la Clínica Internacional a través de sus respectivos representantes.

¿Qué implica el acuerdo? Se establece una tarifa plana de S/ 55,000, sin contar el IGV, por cada paciente derivado a una clínica privada por caso de covid-19. El pago incluye todo costo y todo servicio, independientemente de la duración del internamiento. Los pacientes que llegarán a las clínicas tendrán que ser derivados de un hospital público que no tenga capacidad en UCI o que acudan directamente al servicio de emergencia cuando su vida se encuentre en riesgo por el covid-19.

EL NEGOCIO DE LAS CLÍNICAS PRIVADAS

Recordemos que, en los últimos meses se ha cuestionado fuertemente el papel que vienen jugando las clínicas privadas en la lucha contra la pandemia del covid-19, cobrando cifras astronómicas que resultan impagables para muchas familias. Estas se ven entre la espada y la pared y obligadas a elegir entre salvarle la vida a un familiar y hacerse de una deuda gigantesca o perder a su familiar.

¿Y el sector público? Gran cantidad de las familias denunciantes señalan que acudieron a los hospitales del Minsa, pero no lograron ingresar a sus familiares a pesar de llegar en cuadros críticos o calificar para ser catalogados como de emergencia. Solo les informaron que ya no había camas disponibles o ni siquiera lograron acceder a una prueba covid-19, por lo que tuvieron que acudir al sector privado sin saber el gran problema en el que acabarían.