Cientos de personas festejaron a Santa Rosa de Lima

Formaban largas colas en los exteriores del santuario que lleva su nombre, en el Centro de Lima. Pedían paz para el país y que cesen los enfrentamientos.
31 Agosto, 2019

Como cada año, con las primeras luces del alba, cientos de personas empezaron a llegar a los exteriores del santuario de Santa Rosa, ubicado en la primera cuadra de la avenida Tacna, en el Centro de Lima. Tenían un solo objetivo: visitar los ambientes donde vivió la santa patrona más querida del país, en el aniversario 402 de su fallecimiento.

“Todos los años vengo a dejar mis cartas. Siempre pido por la salud de mis hijos y de mi familia”, declaró una mujer desde el ingreso principal. Al igual que ella, numerosos devotos de Lima y de distintas partes del Perú, así como del extranjero, arribaron al lugar y formaron largas colas para entrar en el antiguo claustro.

Entusiasmo de los niños

El templo erigido junto a la casa de la patrona de las Américas y las Islas Filipinas, cuyo nombre verdadero era Isabel Flores de Oliva, abrió sus puertas a las 6 a.m. Las risas de los niños y niñas que llegaron junto a sus padres a participar —algunos por primera vez— en la tradición de dejar sus cartas y ruegos, elevaron ese entusiasmo.

“Yo pido que todos los niños pobres tengan comida”, dijo un menor a los medios, en una muestra que los más pequeños tienen, quizás, mayor conciencia del prójimo. Precisamente, ese era el rasgo que caracterizaba a Santa Rosa, la primera mujer canonizada de América, y quien dedicó su vida a servir a los pobres y enfermos.

Ruegan por la paz

Otros, aún más preocupados, pedían entre lágrimas que cesen los enfrentamientos entre el Congreso de la República y el Ejecutivo. “Pido por todos, sin distinción. (Paz) Para nuestro país y, sobre todo, en el Congreso. ¡Que haya paz y unión para todos!”, expresó otra mujer que había llegado con su familia a visitar el santuario.

Ese entusiasmo era aprovechado por ambulantes que ofertaban cartas, lapiceros, velas y estampitas de Santa Rosita. No muy lejos de allí, en la Plaza de Armas, la imagen de la patrona de la Policía Nacional salía en su segunda procesión por los jirones Junín, De la Unión, Callao, Camaná, Conde de Superunda y la avenida Tacna, entre otras vías.

La santa tecnológica

Como no todos pueden llegar hasta el recinto, ya sea porque viven lejos o tien alguna discapacidad, el Arzobispado de Lima habilitó un número de WhatsApp para recibir las plegarias de ese grupo. Al cierre de esta edición, cientos de feligreses seguían enviando sus mensajes al teléfono 93472073.

Pero no es la primera vez que la institución religiosa utiliza herramientas tecnológicas para estar más cerca de la población. Por ejemplo, desde el año 1998 habilitó el correo electrónico santarosa.correo@gmail para recibir las peticiones de los creyentes, y en 2017 puso a disposición del público la App ‘Santa Rosa de Lima’.

SANTA ROSA DE QUIVES

Cientos de nacionales aprovecharon el feriado del 30 de agosto para visitar Santa Rosa de Quives, un pueblo ubicado en la provincia de Canta, situada a 67 kilómetros de la capital. Sería en ese recinto que Isabel Flores de Oliva vivió por los años 1590, cuando su padre llegó a trabajar como administrador de una mina. Los lugares más visitados son la casa de la familia y el ‘pozo de los deseos’.