Cientos de muertos por COVID-19 flotan en río sagrado de la India

Tumbas de fallecidos fueron arrasadas por inundaciones y ahora los cuerpos flotan en el río Ganges.
30 Junio, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/06/Rio-India.jpg

Al milenario rito de entregar los muertos o sus cenizas al río Ganges, en la India, se suman en las últimas semanas los finados por el coronavirus, cuyas tumbas fueron arrasadas por los monzones e inundaciones de esta época del año.

Las autoridades han retirado del Ganges, cuyas aguas son sagradas para el religión hindú, por lo menos a unos 600 cuerpos, que debieron ser incinerados para evitar la contaminación y propagación de enfermedades.

Pese a este esfuerzo, en estos días es común ver los cadáveres envueltos en las tradicionales telas de colores anaranjados y negros, que flotan en las marrones aguas del Ganges.

También puedes leer: Machu Picchu postula a su cuarto premio World Travel Awards 2021

Por falta de espacio o de recursos, muchas familias del norte y el este de India se vieron obligadas a enterrar a sus muertos por COVID-19 en tumbas, apenas excavadas en las orillas arenosas del gran río, epíteto de la diosa madre Ganga Ma, la que da y toma la vida.

Estas tumbas precarias fueron devastadas por las inundaciones y los restos terminaron en las aguas. Cerca de 150 cadáveres que aparecieron en las últimas tres semanas fueron incinerados, dijeron autoridades de Allahabad, un importante lugar de peregrinación hindú en el estado de Uttar Pradesh (norte).

  Piras en orillas

Ahora las piras funerarias se multiplican en las orillas del río, donde se amontonan leña en previsión de que aparezcan más cuerpos para incinerar. En el punto álgido de la segunda ola de la epidemia, cientos o miles de cadáveres fueron enterrados en las orillas del Ganges, según las autoridades.

Millones de hindúes acuden tradicionalmente al Ganges para bañarse y lavar sus pecados o para realizar ritos funerarios, que dan lugar a la incineración de los muertos en sus orillas y luego se esparcen sus cenizas en las aguas.

También puedes leer: Cinco pinturas del siglo XVII son Patrimonio de la Nación

Los habitantes de otros importantes lugares religiosos del norte de India, situados aguas abajo, temen que la presencia de cadáveres infecte aún más el río, uno de los más contaminados del mundo. La policía y los equipos de rescate estatales patrulla en busca de cuerpos.