Chachapoyas y su fiesta por la Virgen de Asunta

Espiritualidad y regocijo se unen para darle tributo a la Mamá Asunta.
16 Agosto, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/08/chachapoyas-virgen-de-asunta-exitosa.jpeg

Durante quince días Chachapoyas, en Amazonas, es testigo del fervor durante la Fiesta Patronal de la Virgen de Asunta, que se celebra cada año, donde la espiritualidad y el regocijo se unen entre sí para rendirle un sincero homenaje a la ‘Mamá Asunta’.

Todo comenzó cuando un caballero trajo distrito desde Quito, Ecuador, dos imágenes religiosas al pueblo de Chachapoyas: una estatua del Cristo Nazareno y otra de la Virgen de la Asunción. Esta última fue rebautizada como la Virgen Asunta por los pobladores del lugar durante el siglo XIX.

A la llegada de ‘Mamacha Asunta’, el pueblo la recibió con algarabía y se realizaron celebraciones en su honor. El relato agrega que, tras los festejos, el clérigo de la zona solicitó que ambas imágenes fueran entregadas a la Iglesia, ya que no estaba permitido que los civiles cuenten con esta clase de objetos religiosos en su poder.

Tras las coordinaciones del caso, al día siguiente, ambas imágenes serían entregadas al sacerdote de la localidad. Sin embargo, durante la noche, el dueño de las estatuas soñó con la Virgen Asunta, quien le pidió que construyera un santuario en su honor, en las Colinas de Luya Orco. El hombre fue donde el clérigo para contarle dicha premonición.

Este sintió honestidad y decisión en aquellas palabras, por lo que mandó a construir inmediatamente el recinto sagrado. Desde entonces, cada año se realiza una celebración que dura quince días. Todo empieza con muestras de respeto hacia la patrona a cargo de los niños y jóvenes de la localidad.

Estos se levantan muy temprano y recorren las calles con cánticos y oraciones en su honor. Hay misas y concursos de danza durante los festejos, cuyo día principal es el retorno de la Virgen de Asunta al santuario, luego de recorrer los principales puntos de la ciudad.

Entre ellos, la Plaza de Armas, donde se concentra la mayor cantidad de gente y es recibida por alfombras hechas de flores locales; la comisaría del pueblo, donde se le pide que bendiga y resguarde a los efectivos; y el hospital, donde se espera brinde el consuelo necesario a los enfermos.

Lo más visto en Exitosa