César Loo Cárdenas, dueño de chifa Royal, indicó que no conoce al doctor Málaga

El dueño del chifa Royal se pronunció tras las declaraciones de Germán Málaga, investigador principal de los ensayos clínicos de Sinopharm.
17 Febrero, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/02/cesar-loo-cardenas.jpg

César Loo Cárdenas, dueño del chifa Royal, indicó que no conoce al doctor Germán Málaga, investigador principal de los ensayos clínicos de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).



Como se sabe, el galeno indicó que el restaurante había sido proveedor de la delegación de investigadores chinos para los ensayos clínicos de la vacuna de Sinopharm.

A través de un comunicado, el empresario confirmó que, tras las declaraciones de Málaga Rodríguez, “no se reserva el derecho de accionar legalmente”.


Por otro lado, esperará la convocatoria de las autoridades competentes para explicar las circunstancias en las que recibió la vacuna contra la COVID-19.

◼ ¿Qué dijo el doctor Málaga?

Esta mañana en el programa ‘Hablemos Claro’, el doctor Germán Málaga se pronunció sobre la lista secreta de vacunación con las dosis adicionales del fármaco chino de Sinopharm.

Allí, el investigador principal de los ensayos clínicos de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) se refirió al caso del propietario del restaurante Royal, César Loo Cárdenas.

Indicó que Loo Cárdenas fue inoculado con las dosis adicionales de Sinopharm porque era una persona que iba al centro de investigación de dos a tres veces por semana y tenía interacción con la delegación china. “Lo que pasa es que llega la comida e interactúa con ellos permanentemente”, indicó Málaga.

Cabe destacar que este caso, denominado “Vacunagate”, involucra a un total de 487 peruanos, entre médicos, participantes de las fases experimentales, funcionarios públicos, dirigentes empresariales, entre otros.

◼ COMUNICADO


◼ RELACIONADO

Burger King respondió a Germán Málaga luego de decir que “delegación china prefiere el chifa”

UPCH: Facultad de Medicina pide renuncia de Málaga y su equipo de investigadores encargados