Celia Capira: Mujer que corrió tras el presidente sufre aparente atentado

Grave denuncia.
7 Agosto, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/08/1.png

Terrible noticia. Celia Capira, la mujer que corrió tras el presidente en Arequipa, denunció sufrir un atentado después de que aparentemente – esta madrugada – quemaran sus dos vehículos y envenenaran a sus mascotas.



También te puede interesar: Caso Celia Capira: ¿Se pudo evitar la muerte de su esposo por COVID-19?

Yo me desperté y en mis sueños, mi esposo me pidió que me levantara. Me sentía fatal y cuando miré estaba ardiendo fuego, no sabía qué hacer. Tuve que encender una alarma para que los vecinos salieran y empezamos a apagar el fuego”, manifestó a un medio local.


Capira detalló que el auto no pudo haberse quemado a causa de un cortocircuito y precisó que el siniestro pudo haber sido provocado. Además, contó – entre lágrimas – que asesinaron a sus dos perros, quienes han sido enterrados esta mañana en medio del dolor de su dueña.

Por otro lado, al consultársele sobre los problemas que tenía en vida su esposo, ella negó rotundamente que haya sido un tema relacionado a Adolfo Mamani.

Mi esposo era una buena persona, siempre veía el lado positivo de las cosas. No era agresivo. él era muy bueno. No tenía problemas con nadie”, puntualizó.

En ese sentido, pidió garantías para ella y su familia. Cabe recalcar que la Policía Nacional ya inició las investigaciones del caso para dar con los responsables de este aparente atentando, en medio del estado de emergencia.


CELIA CAPIRA

Celia Capira, la mujer que entre gritos y llantos corrió tras la camioneta en la que se retiraba el presidente Martín Vizcarra del hospital Honorio Delgado de Arequipa, perdió este martes a su esposo Adolfo Mamani Tacuri (57), quien batallaba contra el COVID-19.

En diálogo con Exitosa Arequipa, Capira mostró su dolor por la irreparable pérdida de su pareja, quien dejó de existir tras batallar por nueve días contra el nuevo coronavirus.

“Me dijeron que me iban a ayudar, y nadie me ha ayudado. Mi esposo estaba en observación. Yo le he traído el desayuno y la señorita enfermera me dijo que se encontraba estable. Lo han matado.“, sostuvo.

La dificultad de la pareja por encontrar atención médica desató la indignación de Celia, quien no dudó en correr tras el vehículo donde se movilizaba el jefe de Estado. Durante la carrera, la fémina no pudo evitar romper el llanto al reclamar al mandatario por el colapso del nosocomio y las condiciones bajo las cuales eran atendidos los pacientes infectados con el virus.